Loading...

07 junio 2013

Maravillaros con la vida futura y así comprenderéis vuestra lucha

EDUCADOS, AMAESTRADOS, MANIPULADOS...igualmente siempre queda la mirada del que queramos mirar, observar, aprender, depende de nosotros mismos y nosotros mismos somos la expresión de la cara que queramos ofrecer al mundo, tal vez pensando en el futuro de nuestros pequeños, lo tengamos mucho más fácil y sea la causa de la motivación para poder comenzar sin que nos asuste.


La máxima prioridad es la opresión que podemos percibir en la información, en los diarios, sin embargo la sensatez, la intuición nos ofrece la posibilidad de no dejarnos convencer por simples titulares, en la letra pequeña es donde hay que buscar las trampas, lo que no interesa explicar, estamos en una especie de transición, subidos en una especie de tarima resbaladiza que se mueve hacia un lado y hacia otro y sin amarre para poder atarlo en algún lugar que podamos sentir que estamos seguros.

Esa sensación es motivo de una desconfianza hacia todo lo que nos rodea y no prestamos atención sintiendo pereza por la propia desilusión que sentimos hacia las cosas que nos están robando, sin más, también sentimos la presencia de los muertos tan vivos hoy, que han luchado incesantemente por conseguir o conservar aquello que de alguna forma nos trataba en iguales condiciones, los perdedores hoy lo son mas y los ganadores también hoy son mucho más.


La cuerda que nos mantenía aferrados solidarizados con los que necesitaban mayor comprensión, ayuda, tanto económica como emocional, no es que la estén quitando sin más, es que han tirado de la cadena como si aquello fuera inservible, han humillado nuestros derechos hasta dejarlos tan quebrados que será difícil restaurarlo, pero tengo una esperanza tan grande como el mismo EIGER, de que lograr significa luchar y creer en que somos menos que más es lo que nos puede animar a intentarlo al menos.

Observar las pinceladas finas y descoloridas que nos enseña este martirio de gobierno también debe de servirnos para dar un significado a este combate de resistencia, competición que tenemos que batallar.




3 comentarios:

Josep dijo...

Rajoy tiene la estrategia del percebe, aferrarse y no moverse, y así también es mucha gente. Pero un dia u otro te harán caso, pero de momento ya lo ves...
No son como tu, o yo un poquito, no solo en mi blog, sino también en los otros. Nosotros somos como estos peces de rio que vamos o procuramos ir siempre a contracorriente, que remonta hasta la cumbre desde la desembocadura del río. Siempre con el esfuerzo constante en contra del que practica el mínimo esfuerzo. Didi, tienes toda la razón. Todos estamos viviendo una situación con una deriva tan peligrosa que parece un inhóspito océano, más grande que el EIGER. Creo que estos peces que cito son los salmones, que a pesar de ser atacados y saber que pueden perder, siguen. Claro, que se puede solucionar el problema: no se puede seguir así. La estrategia de aguantar del percebe cuesta más esfuerzo y los resultados son peores. Acabamos de ver al Gobierno, que no va a arreglar el problema del paro ni ningún otro. La gente que cree que se arreglará la crisis aguantando sacrificios va apañada Y si hay que aguantar habría que preguntar a qué precio. Y que no sueñen si creen que nos van a devolver lo robado.
Muchas veces, como anteayer, puse un post sobre una película muy antigua, pero genial, y si se quiere aleccionadora. “"Danzad, danzad, malditos” (si la quieres ver puse un video con la película entera) pero son pocos los que contestan, y alguno creo que aun no se entera de que va.
Creo, amiga mía que el gran problema de España o uno de los más importantes es la falta de educación y la corrupción. Van unidas. Ya lo hemos dicho muchas veces. Y el proyecto del ministro José Ignacio Wert en educación es el percebismo mientras los salmones se nos van a otro pais. Durante años hemos sido todos nosotros quien ha creado un gran profesional para que otros se aprovechen de ello. Este mismo ministro en una entrevista en la Cope, no hace muchos días “se le escapó” la frase:” Es un tema político, en referencia a todo lo que hace él en educación en España, y en Catalunya en particular”
Didi, este es un gran escrito, como es habitual en ti. Si me lo permites cualquier día de estos (pero lo más pronto posible lo pongo en mi blog)

Te mando un gran abrazo.

Diana Puig dijo...

Como te quiero amigo mío, no te lo puedes ni imaginar lo que es para mi tu apoyo, siempre, incondicional, te respeto tanto Josep.

Cuando quieras puedes poner el post, es todo tuyo así es como lo sentimos, ¿verdad amigo mío?.

Didi.

KRT dijo...

Josep me prestó hace poco el libro de Jaume Barberà 'S'ha acabat el bròquil', que recomiendo mucho. En él, entre muchas cosas sobre el panoramo que nos toca vivir, habla del concepto de “indefensión aprendida” (learned helplessness), sobre un experimento del psicólogo americano Martin Seligman.

En una jaula con dos compartimentos separados pone a dos perros, A y B. En el compartimento de A hay una palanca, en el de B no la hay. Los somete (pobres bichos) a unas descargas eléctricas (espero que suaves). Al principio los dos animales se vuelven como locos. Pero muy pronto el perro A descubre que dándole a la palanca la descarga cesa. Así, en sucesivas descargas, el perro A enseguida se va a la palanca y detiene el tormento. El perro B no hace nada: para él, los daños “vienen porque sí” y “se van porque sí”, como si fuese una calamidad del cielo o una voluntad divina.

Después pone a ambos perros en otra jaula, sin ninguna palanca, pero con una pequeña tapia que permite saltar a un espacio anexo donde no hay descargas eléctricas. Al sentir la descarga, el perro A busca en vano la palanca; B ni se mueve, esperando la solución divina. A no encuentra la palanca, pero como reacciona activamente, pronto se da cuenta de que basta con saltar la tapia para ponerse a buen recaudo, y lo hace. Mientras que B sigue aguantando impertérrito, esperando que el daño se detenga por sí solo, sin hacer nada por su cuenta.

Dejando aparte el tema de la experimentación con animales, que daría pie para otros debates éticos, el tema de la “indefensión aprendida” es lo que nos inculcan a la sociedad hoy. Nos dicen que la crisis es “lo que está cayendo” como si cayera del cielo, sin culpables; y que no podemos hacer otra cosa que aguantar la destrucción de empleo, el exilio de jóvenes preparados, los impuestos crecientes y los recortes en el bienestar sin hacer nada, como por ejemplo pedir responsabilidades a los que se enriquecieron con el boom y se siguen enriqueciendo con la crisis, y los políticos, banqueros y empresarios que viven bien con eso.

Perdona el rollo, pero pensé que tal vez vendría a cuento; y si viene, me excuso doblemente. Lo puse en el blog de Josep y pienso que, siendo tú la autora del post que él transcribe, también era justo que te diera la brasa a ti, mientras me apunto a tu blog.

Gracias Diana, por tu blog, y a Josep por descubrírmelo: un abrazo a los dos.