Loading...

22 mayo 2012

Nuestro gobierno gestiona un país de futuros ignorantes

150.000 personas según los organizadores y 25.000 según los Mossos d'Esquadra han participado en la marcha convocada contra los recortes en Educación
Quienes dicen que respetan el derecho de huelga pero que las cosas irán por el lado que ellos quieren, que la educación lleva veinticinco años siendo un fracaso y que esta modificación será la forma de que cambie, quienes se están llenando la boca de mala baba porque no escuchan a las ciento cincuenta mil personas que han salido a la calle a protestar, quienes creen que tienen ese derecho que me enseñen de qué viven, de quiénes cobran, de quiénes se benefician cada mes que me enseñen dónde y de qué forma viven ellos, "HAZ LO QUE YO TE DIGA PERO NO LO QUE YO HAGA". Cuatro miserables años que nos quedan de aguantar una tortura que va dirigida hacia los más vulnerables, estos políticos de poca monta tienen la poca vergüenza de cargarse un histórico de métodos de estudio, proyectos, carreras, profesionales y muchas, muchas ganas de trabajar, quemarán en un abrir y cerrar de ojos el único pilar que amarra, cuida, protege, anima, esperanza, enseña, educa, divierte, culturiza, enriquece desde los tres años hasta los dieciocho a los jóvenes.
Cómo y de qué forma transmitiremos la importancia de estudiar a los niños, si ustedes se están dedicando a desvalorarla, empobrecerla a cambio de conseguir lo que tanto anhelan un país de imbéciles, que sólo tenga derecho a tener una educación digna el que tiene dinero. El que anhele ser algo más en la vida tendrá que o bien trabajárselo mucho o que sus papás se endeuden solo por darles unos estudios a sus hijos.
Transmitiré a mis hijos que lo que quieren estos políticos es que seamos tontos del todo y que tendrán que desarrollar suficiente amor propio, trabajar sus valores ser constantes y tener claro lo mucho que valen, para no permitir que estos políticos lo consigan. Les explicaré a mis hijos la diferencia entre ser buenas y malas personas y que para aprender la diferencia solo se han de fijar en ustedes para evitar serlo, serán el ejemplo a no seguir, porque son malas personas sin conciencia que aprovechan el poder para empobrecer a las personas educativamente, moralmente y económicamente Soy una madre que hoy quiero apoyar a todas esas miles de personas que han salido a la calle para protestar ante los recortes educativos, un suicidio desde mi punto de vista que nos hace estar muy lastimados por todo lo que implica, desde mi punto de vista la educación es el caudal principal que alimenta la calidad humana de una manera única insustituible y que no podemos permitir perder.

3 comentarios:

Josep dijo...

Te sobra la razón querida amiga. No hay dinero para invertir en capital humano, en nuestro futuro y al fin y al cabo el suyo, pero sí lo hay para regalárselo a quienes nos metieron en este atolladero. Madrid y Valencia como son de los suyos tapan a Bankia con 10.000 millones más. Ayer cerré el blog por solidaridad pero la verdad es que me hubiese gustado que estuviese unos días más. Los mismos que hubiese tenido que durar esta huelga.
Didi, pienso que no haremos nada mientras el poder vea por la tele una manifestación “festiva” con niños encabezando una mani y gente riendo. Tampoco se trata de ser un incivilizado pero si un cabreado. Y sobretodo que dure los días que hagan falta. Ya se que la gente tenemos unos gastos que hay que cumplir, pero creo yo que contra más lo aplacemos será peor.
Tanto hoy como mañana yo también hablo del derroche en este país y de una marató para la pobreza que se hará en Barcelona.
Un beso.

juan antonio dijo...

Didi, donde hay que firmar lo que has escrito... yo acudí en la que se hizo en Sevilla por mis dos sobrinas, para que el día de mañana, tengan si quieren, el derecho a estudiar en un estado igualitario...

Miguel dijo...

Tienes razón, Didi, pero a ellos no les importa la razón que tengamos. Ellos van a lo suyo. Y son poderosos. Se ríen de nuestras huelgas, de nuestras manifestaciones... Ya veremos en qué acaba todo esto.

Un beso.