Loading...

11 noviembre 2011

El mal uso de la palabra indignado, pierde CAUSA.


No abusemos de la palabra indignados, no nos expresemos para todo lo que nos disgusta como indignados, porque el mal uso de esta palabra está llevando a que su causa pierda la importancia que tiene, a que el peso que debe de tener para que se lleve a cabo de manera correcta su desarrollo y su trabajo pierda sentido, pierda fuerza.

Me cansa ver que todo el mundo se ha pegado el lastre de indignado para todo, las personas no son responsables ni entienden el verdadero significado de esta forma de enfrentarnos a lo que no funciona. Luchan por cosas muy serias, esas personas las que se encuentran en el hoyo de la indignación, las que promueven y realmente ejercen un derecho y un peso es posible que pierdan realmente cosas importantes, se juegan mucho para que por cualquier cosa, las personas utilicen la frase de indignados, cualquier cosa es por ejemplo la cancelación de una actividad popular…, por favor utilizar otras frases y otras palabras para quejarse, hay muchas en nuestro diccionario.


Cuando digo que muchas personas pueden perder mucho por estar realmente indignados y encontrarse en un núcleo de personas con unos proyectos a veces complicados para llevar a cabo, hay unos motivos importantes en todo ello, existen causas muy serias en todo el proyecto del grupo de indignados, no podemos compararlo con cualquier cosa que nos moleste, ni que sea objeto de pretexto de cualquier discusión, no digo que las cosas que nos molestan sean menos importantes, pero mezclar y comparar erróneamente nos puede llevar a que el trabajo de muchas personas, que no se olvide esta parte, no consiga por lo menos intentar su objetivo, un objetivo para todos los ciudadanos que realmente tienen problemas graves y todos somos nosotros, tú y yo.

Por otra parte espero que el grupo de indignados no llegue nunca a ser un partido político, no llegue nunca a ser tan poderoso que el propio partido político que gobierne los capte, espero que el precio de todo lo que se está consiguiendo y tal vez se consiga no sea el económico, espero que los indignados sean de corazón y no de intereses personales, lo espero, tampoco me ciego ya que tenemos mucha experiencia en este sentido, pero ahora toca defenderlos y apoyarlos porque de momento no están demostrando lo contrario.


Indignados es mucho más que el no estar de acuerdo con algo y el que no tenga claro que son, por favor que mantenga la precaución de no estarlo y pensar que también se puede estar enfadado, como se ha estado siempre.

4 comentarios:

Hada Isol ♥ dijo...

Eso nos pasó con los cacerolazos,en un momento estuvieron por un solo motivo y tenian mucho peso,después empezaron a hacer cacerolazos por todo y aunque hacian mucho ruido dejaron sordos a todos,y se perdió el valor que tuvieron ,o con las marchas,aqui desaparece mucha gente,en mano de delincuentes o son secuestrados y asesinados,o asesinados para sacarte las zapatillas,en un principio los apdres dolidos hacian marcha con las fotos de sus hijos y eso conmovia a la sociedad y a los gobiernos pero ahora ya no,y eso que son cada dia mas y mas fotos,pero cuando se hace mucho de algo o se lo usa para todo pierde valor,espero que los indignados no pasen por eso.

Hada Isol ♥ dijo...

un abrazo!

Josep dijo...

Perdón didi, no me había dado cuenta de que habías publicado. Creo que hemos coincidido con el tema y la forma de enforcalo. Yo no he podido terminar el post por algún problema de Blogger, es igual, mi intención era enlazar lo con otro blog y ya esta hecho.
Si didi, pasa como con todo y ya verás como nadie te hará caso. Esto es el famoso café para todos. Se la juegan unos cuantos , piensan unos cuantos y luego por alguna tontería u otra todo dios se apunta al carro. Y así no haremos nada. A mi también me gustaría que se quedase como plataforma, pero aunque sea así tendrá que haber un partido detrás, no creo que se acepte por parte de Europa una cosa así. Igual que no aceptan regiones que se quieran independizar.
Seguiré...

Miguel dijo...

El movimiento de los indignados puede acabar en el olvido. Porque la vida sigue y no para para nada. Y en el camino se quedan las ideologías y las utopías al paso atroz del capitalismo feroz que nos invade.
Pero siempre queda algo...

Un beso.