Loading...

15 diciembre 2010

¿ A QUÉ TIENES MIEDO?


¿Vivimos con miedo?, mi respuesta es sí, el miedo es la consecuencia de la inseguridad que nos puede provocar cualquier situación que sabemos que aunque queramos no la podemos controlar.
¿Es necesario hablar del miedo?, pienso que si, cuanto más normalicemos una situación, unos sentimientos más fácil será aceptarla, comprenderla, los tabús nunca resuelven nada, al contrario se lían entre ellos convirtiéndose en inteligentes virus en el ser humano.
La pregunta ¿Sientes miedo a algo?, ¿ Qué es lo que te hace sentir miedo?...tranquiliza mucho, cuanto agradeceríamos esa pregunta y cuantas respuestas obtendríamos.


El miedo a que a las personas que quieres con toda tu alma les ocurra algo malo, el sufrimiento que te deja, la pena y el desgarro que sufres por dentro es tan doloroso que ni siquiera imaginarlo quieres.
El miedo que se ha creado a consecuencia de la situación que vive el país, nos provoca que teniendo una situación en principio y dentro de lo que podemos hacer, “normal”, no puedas más que sentir temor de que algo falle.
El miedo a dejar de sentir la energía necesaria para poder combatir y luchar ante situaciones que lo requieran.


Miedo a no estar a la altura de las circunstancias cuando lo requieren, ese disgusto, ese recuerdo, , esa injusticia, ese rencor te deja impedida, bloqueada, no lo sientes lo suficiente, por lo tanto eres incapaz de activarte, te sientes frenada continuamente.
Miedo a no saber ayudar a los que lo necesitan, a dejar de sentir compasión y olvidar la solidaridad que es necesaria en el ser humano para poder seguir siendo personas.

Miedo a equivocarnos de decisión, a dejar de vivir por no equivocarnos.

Miedo a no valorar lo que tienes hasta que lo pierdes, miedo a ti mismo, a tus debilidades a tus defectos, miedo a no sentir virtudes ¡hace tanto tiempo que no te nombran una!
Miedo a decir que SI y después es NO.
Ese miedo es parte de nosotros mismos para mi es lo más complicado de controlar, pero por otra parte no deja de enseñarme cosas y sorprenderme de lo que puedo llegar a ser capaz por revelarme contra esos miedos.

Esos miedos nos hacen crecer y crecemos con ellos en diferentes etapas, ellos cambian con nosotros, nacen, crecen se desarrollan… incluso sabemos que maduran, haciéndolos más resistentes, consecuentes o incluso conscientes, y cuando mueren, sucede poco a poco, tal vez ese día, sintamos que ha llegado nuestro momento, esos momentos se convierten en sabias palabras, que únicamente nuestros mayores nos enseñan, nos revelan es como una pequeña confesión que les sale de dentro, mira a sus ojos y verás un camino, queremos ser jóvenes pero ansiamos ese sentimiento de paz.

7 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Vivimos rodeados de miedos desde que nacemos, miedo a todo lo que no entendemos o nos supera, estos miedos van cambiando a medida que crecemos, son otros miedos o sencillamente la piel se curte y ya no te dañan tanto, llega un momento querida Didi, por ejemplo a mi edad, que ya pasaas de muchas cosas y piensas que lo que está escrito, escrito está y aquello que te asustaba pues ha dejado de hacerlo, hoy por hoy solo tengo un miedo y es no ver crecer a mi nieto pequeño, Marc, eso hay veces que me hace llorar. Un abrazo.

ROSALIA dijo...

"Miedo a equivocarnos de decisión, a dejar de vivir por no equivocarnos".
Didi no sabes que esa frase, ese sentimiento destruyó mi primer matrimonio. Era un hombre, y continúa siéndolo, que no vivía para no sufrir y tenía tanto que dar Didi, era y es tan buena persona. Pero ese sentimiento de miedo oprimía a los demás y a él mismo.
Besos wapa.

josep estruel dijo...

Hola Didi. Estoy plenamente de acuerdo con todo, y lo que dice Geni de los nietos también me pasa a mi.
Pero creo que hay miedos que si le enseñasemos a los niños quizas cambiase su manera de verlos.
Me refiero a la muerte. Un niño ve cientos de muertos, en películas, telediarios..
Y sin embargo cuando se muere un familiar, se le esconde aquello, cuando precisamente aquella muerte si es natural como la misma vida.
Además los niños captan las cosa aun sin palabras y aquello que le esconden no digo que sea un trauma pero si un miedo.
Otra cosa, y no quiero hacerlo muy largo.
Lei no hace mucho que una señora decia: " dejemos de decir que mundo vamos a dejar a nuestros hijos". Lo que hay que hacer es enseñar a nuestros hijos pra que vivan en este mundo SIN MIEDOS, para ello los tenemos que preparar bien.
Un beso.

esteban lob dijo...

Hola Didi:

Todo lo que dices es efectivo, aunque a veces lacerante.
Comparto con Josep en el sentido que a nuestros hijos(o nietos) deberíamos restarles miedos y prepararlos para que puedan vivir con alegría pese a todo y a todos, o al menos...pese a muchos.

Un beso.

naika dijo...

Por lo visto todos tenemos miedo a algo; y sí me equivoco.... y si fallo... y sí..y sí... miedo a arriesgarnos también.
lo importante es "superar" esos miedos.

un beso Didi, me ha gustado mucho leer tu artículo. te hace indagar en tu mente, para buscar los miedos que has mencionado.

Jorge Atarama dijo...

El miedo es como la sal de las comidas hay un punto en el cual es bueno pues te cuidas y cuidas lo que amas. Pero un exceso te paraliza y esa parálisis no es el buen camino de esta aventura que es la vida.

Miguel dijo...

El miedo es consustancial a la persona. Los animales no sienten miedo más que a hechos muy puntuales e inmediatos. Las personas, en cambio, vivimos agobiados por miles de miedos ccomo tú muy bien has expuesto. Pero estos miedos que no son reales, sino imaginarios, posibles, hay que saberlos administrar, porque está bien que uno sea prudente y no quiera meter la pata o que no haga ciertas cosas porque conllevan un peligro, pero hipotecar todas nuestras decisiones y nuestros actos a ese miedo nos puede hacer infelices. De hecho, la persona feliz, es una persona que no tiene miedos. Los ha superado.

Un beso, Didi.