Loading...

22 octubre 2010

LO QUE QUEDA PENDIENTE

Estoy convencida cada día más de todo el trabajo que me queda por hacer, un trabajo duro y debo de tener toda la capacidad para poder ir arreglando todos mis retales, mis trapos que se ensuciaron una vez y todavía los tengo sin lavar, estoy convencida de que un día o lo olvido o salgo adelante poniéndole “ganas” haber que tal sale.




Lo pendiente me estruja las tripas como si fueran nueces, no hay herramienta capaz que pueda apretar con la suficiente fuerza para quitarme todo esta sensación. La inconsciencia me quita tiempo, el tiempo me deja sin fuerzas, la respiración se agita cuando pienso en ti, en aquel y todo aquello que todavía me queda pendiente.






Hoy te busqué mirándome al espejo, imaginé que podías verme y decirme que tenga paciencia algo que sabes que no tengo. Hoy pensé en ti un ratito y vi que dolía, mi vida va perfecta, voy gastando los minutos con facilidad y no tengo tiempo de secar los sueños, las ilusiones son profundas pero muy reales, aquello que me hacía sentir pequeñita, ingenua y niña va desapareciendo cada vez que respiro. Hoy pude sentirme una loba mientras defendía mis trabajo, una leona mientras cuido a mi hija, una flor mientras pensaba en aquel que cada día me acompaña…

Hoy conseguí ser un ratito yo, no despedirme del día sin pensar que todavía puedo endulzar mi vida de alguna forma, me sigue doliendo cuando pienso, cuando observo, pero sobre todo me duele aquello que todavía queda pendiente.

2 comentarios:

ROSALIA dijo...

Didi, que entrada más hermosa has escrito, cuanta profundidad escondes en tu alma.
Besos wapa.

naika dijo...

DIDI!
que chulada has escrito!!!
Me encantan tus frases metafóricas, induces a la imaginación.
No estaría mal, que de vez en cuando nos seduzas con este tipo de artículos.
Un poema desde el corazón!