Loading...

10 octubre 2010

EL ORIGEN ES LO QUE FUNCIONA MAL


El blog de "Buena Vibraciones" de Miguel http://benigeo.blogspot.com, que habla sobre las palabras incómodas, prohibidas y olvidadas, sobre todo por el mal uso que se le da, su verdadero significado en muchas ocasiones equivocado. Es un artículo no un post por lo que dice, aclara y apunta, sobre todo un artículo para reflexionar, lo que está bien escrito es necesario leerlo más de una vez y siempre te das cuenta de que te va quedando distintos ápices sin el entendimiento adecuado.

Me ha hecho pensar que un problema importante sobre las palabras incómodas es a causa de la televisión, es verdad que muchas personas no ven según qué programas basura, justamente las personas que más necesitan de un vocablo adecuado son las que están viendo continuamente este tipo de tele;

SE HABLA FATAL EN TELEVISIÓN, los propios periodistas te das cuenta que bien por dejadez o porque inevitablemente su alrededor le arrastra a expresarse de forma inadecuada comenten errores importantes, la chusma que aparece en los programas envejece el alma y todo remedio para curar cualquier ignorancia, la suma de todo ello al final es una bomba de malas conjunciones, pronunciaciones, carencia de vocabulario, desarrollos sobre un tema inexistentes, insultos, forma incorrecta de hablar con otra persona o dirigirse, no hay principios éticos a afrontar de una forma civilizada, adecuada y respetuosa, los gritos se convierten en la fuerza del programa y los aplausos de la gente "cuanto peor seas más te halago" es la respuesta de que "INTERESA QUE SEAMOS TONTOS http://www.lavanguardia.es/premium/publica/publica?COMPID=53462263659&ID_PAGINA=22919&ID_FORMATO=9&turbourl=false .
Todo este fenómeno "que algunos expertos definen como tal" y que sostenemos en el país empobrece la mente, ajusta hasta el más mínimo el pensamiento, no teniendo el cerebro que trabajar absolutamente nada, ¿para qué? Supongo que el equivocado llamado entretenimiento que tantas personas utilizan para justificar que miran estos programas también nos alerta sobre un problema social y cultural del país.

También destacar algo y es el joven que quiere aprender cada vez le cuesta más, es cada vez más difícil para nosotros hablar y escribir correctamente, hemos crecido en diferentes términos y formas, se abusa de un consumismo que no aporta nada ni enriquece en términos necesarios para la educación. Cuántas campañas vemos relacionado con la importancia del saber, de leer, de comprender, de escuchar…el acceso y las facilidades tampoco ayudan, es a mi parecer también responsabilidad de nuestro gobierno evitar tanta carencia FORMATIVA, hay muchas posibilidades para ello pero no se invierte dinero en ello, vuelvo a lo mismo de antes INTERESA QUE SEAMOS…

3 comentarios:

Fernando Manero dijo...

Magnífica entrada, que suscribo de principio a fin. Tienes, Didi, toda la razón. El lenguaje se empobrece, los que más hablan y gritan son los que menos dicen y cada vez peor, las televisiones se llenan de ineptos e ineptas que sin rubor maltratan la palabra aun a sabiendas de que lo hacen. Se habla más que se lee, y así nos va. Todo ello se convierte en una bola de nieve que pone en evidencia la incultura en la que se mueven los que máss incidencia mediática tienen provocando un círculo vicioso al que no se le ve salida. Menos mal que aún quedan personas como tú que llaman la atención sobre este altísimo riesgo que estamos corriendo. Un fuerte abrazo.

naika dijo...

Didi, me encanta tu forma de opinar, se ha convertido en "algo que mirar" rutinario, cuando enciendo mi ordenador!. La falta de vocabulario, en ocasiones, tiene que ver por la poca conciencia de los jovenes en coger un libro y adentrarse en su historia. Leyendo se aprende mucho vocabulario y evita faltas de ortografia feisimas que te encuentras en sms, facebook...el otro dia, me encontré la palabra "avisaras", del verbo avisar, con H y con B, hay queda eso.

Miguel dijo...

Didi, me alegra que mi post te haya suscitado inquietudes y hayas escrito este post a partir de ellas. Tienes razón, poco más que añadir. Tú lo has dicho. Se habla fatal, las palabras "incómodas" se tiende a dejarlas apartadas, a arrinconarlas, y entonces lo que se utriliza son otras menos comprometedoras, que nos llevan a empobrecer nuestro vocabulario y nuestra mente. Algo habremos de hacer padres y enseñantes, porque con la televisión está claro que no podemos.

Un beso.