Loading...

10 agosto 2010

Podría haber caído a un precipicio


Todos tenemos a un pepito grillo dentro de nosotros y si no lo tenemos, la suerte nos deja cerca a alguien que hace de grillo.

La situación de muchas personas no cambia porque tomar decisiones implica siempre un riesgo, siempre, aún siendo una buena noticia te queda la duda de si tal vez la vida te está engañando o diciendo lo que te gustaría oír pero que nada es tal como tú lo ves, siempre existe miedo.

He sido capaz de poner en práctica lo que comentaba en el post "Hoy le pido disculpas a la vida", realmente he echado de menos a mi pepito grillo, no he tenido, sin embargo me he sentido muy bien de haber tomado una decisión que implicaba un riesgo y comprometía al mismo tiempo a alguien que no era yo, pero el corazón últimamente me tiene muy despierta.

Por si vale de algo, tomé la decisión con riesgos, había un fondo bueno, un objetivo para serenar una tensión antigua, era un paso delicado, pero sobre todo había cariño, respeto y amor. He aprendido que esas razones serán por las que me mueva la próxima vez que tenga que tomar una decisión parecida, me guiaré por esas tres últimas cosas, si están, me volveré a arriesgar, porque todavía me queda mucho por hacer.

No hay comentarios: