Loading...

04 agosto 2010

Hoy le pido disculpas a la Vida


Siempre he creído en el perdón porque necesito perdonar aún cuando siento que no he tenido la culpa, el motivo es porque no me gusta un alrededor con tensiones, llegar a un lugar donde siento que alguien no me quiere bien lo percibo enseguida, tengo esa virtud, por eso siempre imagino un encuentro donde yo sea capaz de decirle amablemente no me tengas manía, no me tengas rabia, porque soy tan humana como tú, tenemos las mismas necesidades y no merece la pena malgastar esa energía.

Me pasa con algunas personas, el motivo todavía no lo se, pero es así, hay pocas personas a las que realmente no quiera acercarme a decirle vamos a perdonarnos, siento que la vida es un hilo al que hay que saber cruzar de puntillas encima de una cuerda, que se mueve, que tiembla y que muchas veces no es segura.

Siempre he pensado que tener el valor de cambiar las cosas que no me gustan pueden hacerme mas fuerte, ¡PERO QUE MIEDO DA ENCONTRARTE CON LA NEGATIVA, LA HUMILLACIÓN, EL INSULTO, LA INDIFERENCIA!... sentirte desvalida, desnuda ante aquella persona a la que necesitas decirle; "Dejemos pasar....". El no terminar las cosas del todo pueden conseguir no ser capaces de estar en paz.

Las palabras, el diálogo, para mi es la fuerza más grande que tiene la vida, cuando está cansada, cuando le tiemblan las piernas, cuando los ojos lloran por dentro, cuando la vida aparece de repente frente a nosotros y nos dice; QUÉ ESTÁS HACIENDO...aquí hay un reflexión que no tenemos que dejar pasar.

Hoy pido perdón a todo aquel que le he podido hacer daño,
queriendo porque no, soy humana, pero por eso me arrepiento también, pido perdón al que ha sido sin querer, solo por el hecho de existir,
se que se me ha odiado por ser como soy, la transparencia es humilde pero también ofende, violenta e incomoda.

Pido perdón por no estar a altura de las necesidades de tantas cosas que son necesarias para ayudar, para entender, por juzgar inequivocadamente los hechos que no se viven, por lo que no se saben, por juzgar para bien o para mal, a las personas que no conoces realmente, por el orgullo de no admitir, la no paciencia, por no saber explicar la respuesta aunque si la sienta, por pecar de egocéntrica y sobre todo por perderme tantas veces en mi....

Hoy es el día en el que tengo que pedir Perdón.

2 comentarios:

Cosmo dijo...

Acabo de encender el ordenador y en el Reader lo primero que me aparece es tu escrito,me viene como anillo al dedo porque llevo desde ayer dándole vueltas a este tema del que hablas,para mí también es vital sentirme en paz con todos,lo que es más difícil es que los otros estén en la misma línea,estaba pensando ahora que he de practicar aceptar la realidad.Abrazos para ti y para tu niña.

esteban lob dijo...

Hola Didi:

Hay millones de personas que por causas mucho más dañinas...no piden perdón.

Un abrazo.