Loading...

24 octubre 2009

Un capital importante, es la pobreza


El problema del hambre que existe en el mundo, ha sido el camino andante de una semana completa de muchos desacuerdos en el país, con temas que son importantes pero a mi parecer no tanto. El hambre es la sombra eterna del que la ha padecido y las solidarias palabras del que tiene buenas intenciones pero eso es todo, he deambulado por importantes periódicos en los que he leído los porcentajes tan altos de pobreza que existen en el mundo, como tantas veces expertos en la materia han planteado números, económicas imposibles de entender para el que no es experto, posibles inversores para poder participar en la ayuda de la pobreza, digo posibles porque de momento son casi inexsistentes y cuando digo inversores, me refiero a los que realmente pueden hacer algo.
También he podido observar que los que tienen algo que aportar como puede ser el Vaticano, se dedican a pregonar buenas intenciones en un país de hambre, eso es de risa y una gran pecado. Eso sí dedican grandes páginas de comunicación ya sea visual como escrita a demostrar la cantidad de gente buena que hay en los países más pobres ayudando a los necesitados. No se trata de eso, en esta gente existen límites de conciencia y no digamos de material para hacer frente a las necesidades básicas para sobrevivir.

La pobreza ya es parte de una necesidad de capital para las grandes empresas, aprovechando las importantes necesidades que se tienen obtienen la mano de obra baratísima, el desconocimiento en casi todos los aspectos por no existir oportunidad de educarse, las nulas maneras que tienen esta personas de defenderse ante el aprovechamiento que se hace de ellas mismas, es parte importante de los ingresos que se obtienen de marcas carísimas y que nosotros estamos de acuerdo en comprar en cualquier tienda, es un interés incluso de investigación para la medicina siendo "conejillos de indias", la pobreza es una herramienta fácil para poder vender a mujeres-niñas y satisfacer necesidades inhumanas, mezquinas, violentas, es duro reconocer y entender que la pobreza interesa a los más fuertes, ricos y grandes empresarios.
Con esta reflexión, ¿Cómo y de qué forma se podrá luchar contra esta situación si muchos de los que pueden solucionarlo no lo harán porque obtienen beneficios?; La pobreza es una clara inversión.
Eso si no olvidemos que todos somos complices de la pobreza, todos nosotros compramos más barato a cambio de la explotación de la gente más pobre, nadie se salva de participar en esta injusticia.

4 comentarios:

Cecilia dijo...

Estoy segura de que si quisieran los que controlan el mundo (políticos, empresarios, financieros) la pobreza se acabaría. Pero no quieren, es obvio.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Si que es injusta la explotación que hacen la grandes marcas con la gente pobre, son tratados como esclavos por un plato de arroz, opino como Cecilia, no hay verdadero interes en que la pobreza desaparezca, les conviene a todos tener esta bolsa que trabaja por nada.Ya sabemos lo que son los "Intereses creados". Petonets per tu i per la Vega.Dona-li tambe molts petonets a la Rachel, la recordo amb molt de carinyo.

Isol dijo...

Es injusto y hay que quejarse,la pobreza es injusta porque en el mundo ser pobre debería significar no tener lujos o tecnología avanzada en casa,pero si tener techo digno,comida digna,vestimenta digna,salud DIGNA y educación digna.
Aqui en Tucumán hay mucha pobreza,no necesito irme lejos para ver pobreza de la más extrema,los tucumanos somo un pueblo solidario pero no alcanza,anoche nos solidarizamos con todos porque los medicos estaban haciendo una protesta y el gobierno no les escuchaba,les pagan un sueldo muy magro,y la gente pobre es la que sufre la falta de medicos o la atención a desgano,entonces todos estuvimos en la plaza haciendo ruido y pidiendo salud para todos por igual,en esto me siento orgullosa de ser tucumana,más de una vez hicimos que nuestro gobernador de pasos atrás en sus caprichos,espero que nos haya escuchado ahora porque la cosa vá mal en el area salud.
Los que tienen el poder de acabar con la pobreza en el mundo no quieren mover un dedo,no les conviene,entonces los demás debemos quejarnos y hacernos escuchar y también ayudar en donde y como podamos,y te garantizo que se puede hacer muchissimo más de lo que creemos.Un abrazo Didi.

josep estruel dijo...

Hola Didi.
Siento llegar un poco tarde.

En serio amiga mia. El día que los ricos digan no a la pobreza, deseen menos para sí y propicien un estilo de vida más humano, dejará de haber desheredados en el mundo. La factura del clan de los ociosos la siguen pagando los pobres.
Siempre ocurre que cuando los ricos hacen la guerra, son los pobres los que mueren. Alimentos que son básicos para matar el hambre, que niñas y niños de todo el mundo puedan terminar un ciclo completo de enseñanza primaria, o algo tan básico como la sanidad, resulta que son menos accesibles que las armas. La carrera armamentística parece interesar más que saciar el hambre.
Si es así, es casi imposible terminar con el hambre.

Un beso.