Loading...

20 septiembre 2009

VENDO PERO NO TODO

Vendo mi apartado sueño, aquel que un día creí pero que jamás entendí, sin embargo lo sentía cerca de mi y eso me hacia sentir bien, vendo acostada un alma nueva porque prefiero la vieja esa que no se ha usado nunca no puede querer amar.
Vendo todos los huecos vacíos que no han dejado ningún recuerdo, no me valen, no los quiero, vendo  todas las llaves de aquellas puertas inútiles, porque no se han podido abrir, no han quedado abiertas, en la cima de los treinta ahora sé que vendo.
Vendo la triste extraña melodía que un día hizo llorar a mi alma y que ahora ni siquiera puedo recordarla,
Vendo lo cosido que arma mi cuerpo porque alguien se dedicó a romperlo poco a poco, vendo el juguete nuevo porque no se usó por lo tanto jamás me importo, si que guardo aquellos rotos, que seguro me hicieron llorar porque me importaron, los quise, imposible venderlos porque casi los amé.

Vendo ese secreto que ya no recuerdo, las promesas de sangre que jamás tuvieron sentido, pero si el sentido las hizo eternas, vendo el clima apagado, el sol mal humorado, los días claros que me hicieron sudar, la lluvia que no moja ni ensucias los cristales limpios, vendo algunas y no todas las preocupaciones no vaya a ser que me llegue alguna de aquellas y no sepa que hacer.

Vendo los momentos que tú quieras si ahora mismo me prometes que has podido olvidarme del todo, vendo aquel tu amor gastado no el mío que todavía siente algo porque de verdad te quiso.

No hay comentarios: