Loading...

28 septiembre 2009

Mamá quiero contarte algo

La adolescencia es el tema principal en casi todos los medios de comunicación, es la gran preocupación y discusión por parte de políticos, iglesias, instituciones, colegios, educación, pero como he dicho antes se antepone la discusión, sin embargo necesitamos que ellos cambien, que sean responsables, consecuentes con sus actuaciones y decisiones, eso si siempre tienen la perceptiva y el ejemplo de la discusión entre adultos incapaces de tomar decisiones desde un punto de vista que les oriente, enseñe y les ayude a madurar sin tensiones. También predomina en casa como no podría ser de otra forma, este problema, esta incapacidad de asumir que no podemos exigir ni imponer lo que nosotros mismos no somos capaces de conseguir..

Necesitamos que los adultos nos vean como personas inteligentes, moderadas, formadas, reflexivas, pacientes, responsables. Todo esto está muy bien pero es como los grandes cocineros que están hablando de comer bien, sano y son el ejemplo en imagen, ya sea por sus pliegues, su obesidad, su enorme...lo que sea, es exactamente lo que estamos haciendo.

Yo estoy en esa edad en que ni soy demasiado joven, ni tampoco demasiado adulta...en algunos temas me veo reflejada pero en otros ni me acerco, por otro lado me pongo en el lugar de madre y sobre los últimos acontecimientos producidos sobre el tema del aborto, la verdad es que espero que no me llegue a preocupar si mi hija puede abortar o no sin que yo tenga conocimiento de ello o pueda tomar parte en su decisión, ya que realmente lo que me preocupará es que si llega a ocurrir y no cuenta conmigo, no echaré la culpa a la ley, la culpa principalmente de la falta de confianza en mi hija para que cuente con nosotros, sus padres, será nuestra.
Por lo tanto que pongan leyes, que crezcan de repente con dieciséis o con dieciocho años, que pueda decidir que estudiar, trabajar o si ser madre o no serlo y cuando, pero que no deje de respetarme nunca, quererme y sobre todo que no olvide lo mucho que la quiero y que estaré siempre que lo necesite, SIEMPRE, SIEMPRE, ese es mi preocupación y por lo que deberíamos de luchar desde dentro para cuando las cosas estén como estén fuera, nos puedan preocupar lo suficiente para poder explicarles, ayudarles, pero sobre todo sin discusión, sin gritos, sin peleas, como últimamente predomina en todos los medios de comunicación cuando se discute sobre los jóvenes.

6 comentarios:

Alijodos dijo...

el querer vendra siempre dado si tu asi lo has educado...Yo soy padre y pienso en educar y seguir haciendolo en la linea que a mi me fue dado: cariño, respeto, comprension...Y autoridad cuando es necesario...Cuando sean mayores que vivan su vida aunque nos duela...un abrazo...

Isabel D´Mayo dijo...

Pues el amor,la buena educación,la comprensión,la confianza,el respeto,etc,son muy buenos ,hay que formar a nuestros hijos de manera que puedan abrirse a nosotros cuando es necesario,para esto no solo con palabras hemos de hacerlo,el ejemplo es importante que todo lo que le digamos con la boca lo demostremos en nuestras vidas,es imitando nuestra actitud como ellos se afianzan en la vida,es imposible que como padres estemos las 24 horas en las vidas de nuestros hijos por lo que no podremos protegerlos del mundo,entonces mejor prepararlos para vivir en el,y que cuando las cosas malas o tristes les pasen ellos nos lo cuenten y nosotros sepamos escuchar y saber decifrar entre lineas lo que nos dicen,sobre todo cuando son pequeños,Didi a veces los hijos nos dán señales de que algo malo les pasa y nos cuentan la verdad a medias,pero cuesta ver lo que sucede,todo lo que dices es lo que pienso las leyes que estén no me molestan si yo pude hacer que mi familia sea una familia de verdad,mi hija hoy sabe y se ha grabado que yo estaré a su lado en todos los momentos que ella me lo permita y respetaré todos los momentos en los que ella necesite probarse a si misma,Didi aplica todo lo que escribes y además mi amiga abre bien tus ojos,que son pequeños los detalles que te ayudarán a saber que algo sucede ,te deseo en esta tarea de ser mamá los exitos que mereces! un abrazo!

josep estruel dijo...

Hola Didi.
Esto es un tema que creo debería de preocupar más. Yo veo padres que están más pendientes de esta ley que mostrar una línea a seguir a sus hijos. Nosotros en particular, no se si ha sido suerte o haber sabido sembrar, -no sabría decirlo-, pero lo cierto es que en las cosas importantes, aun ahora confian más en nosotros que en sus amigos. Por más amigos que sean.
Con vuestros pensamientos no me cabe la menor duda de que aunque nada es fácil, lo vais a conseguir.

Un beso.

Fernando Manero dijo...

Excelente reflexión, propia de una mujer joven y al tiempo con la madurez necesaria como para comprender cómo han de afrontarse las cuestiones delicadas de la vida. Unes sensatez con tolerancia, sentido común con respeto, inteligencia con sensibilidad. Vega está en unas manos extraordinarias.

esteban lob dijo...

Hola Didi:

Comparto absolutamente que en esta materia la comprensión y el respeto mutuo están por sobre cualquier ley. Sin amor en la familia, los sentimientos se van por el despeñadero.

Cariños australes.

derechofamilia-páginas libres dijo...

Hola Didi,
Es la primera vez que visito tu blog., voy a continuar como fiel seguidora, me preocupa mucho el tema de los niños y adolescentes, y estoy de acuerdo con los comentarios que dicen que la familia es la base de la educación,y que la mejor forma de educar es con el ejemplo y la confianza que los hijos tengan con sus padres.
Te invito a visitar mi blog., tengo un post. sobre una Ley que está en el Congreso de mi país, espero tu inteligente comentario.
Cariños.