Loading...

30 agosto 2009

Una cuestión de principios


Los pendientes en lo bebés es una marca de referencia para conocer el sexo del niño-a, cosa que me parece respetable para quién lo hace, pero dada las circunstancias, también me parece absurdo ponerle pendientes solo para que todo el mundo sepa que es una niña o que es un niño si no los lleva.
Después de miles de preguntas todas iguales; ¿por qué no le pones pendientes a tu hija? y una respuesta idiota y hipócrita por mi parte, ya que no digo en ese momento realmente lo que pienso he decidido que lo mejor era indagar el origen de este suceso que para los bebés suele ser doloroso y a mi parecer innecesario, además de tomar una decisión que considero que por la importancia del hecho de que se haga o no, puede tomarla la pequeña si así un día lo desea.

Si alguien se mira de donde procede el origen, verá que es de origen indígena pero también se dará cuenta que es el único país España y parte de Suda América que ponen pendientes a los bebés del sexo femenino al nacer, estando en otros países prohibido antes de los cinco años, ya que se les puede provocar infección y se considera antihigiénico, pero lo que más lamentable me parece es que sigamos haciendo cosas por que nos lo dicen, por que es una costumbre o por que hay que hacerlo, pero sobre todo sin argumentos ni base alguna. El motivo más sensato a mi parecer es que nos hace ilusión, nos gusta o es importante para nosotros.

14 comentarios:

Charo dijo...

Hola Didi, estoy totalmente de acuerdo contigo, cuando nació mi hija me negué rotundamente a ponerle pendientes, dejándole la decisión a ella cuando fuese lo suficientemente adulta. No me arrepiento por ello, y si alguien me preguntaba le decía sin tapujos que era una discriminación y a mi no me gustaba.

Un beso

josep estruel dijo...

Hola Didi.
Yo también estoy de acuerdo contigo y con Charo.
Y hasta diría que hay que empezar a decir las cosas -estas que se hacen porqué todos lo hacen- como dice Charo.
Porque hoy te preguntan porque no le pones pendientes y mañana porqué no la bautizas.(en el caso de que no se haga, claro)


Un beso.

Diana Puig dijo...

Hola a Charo y Josep, hasta la coronilla estoy de que me digan que le ponga pendientes a mi hija porque parece un niño, pero además es que ya se me ha acabado la paciencia y creo que se me nota en la mirada, la última vez que me intentarón convencer les dije directamente que era "POR QUE NO ME DABA LA GANA", pensaron que tenia un mal día, seguro que vuelven a insistir los cansinos. Entonces tal vez les explique mis motivos aunque dará lo mismo porque hay cosas que no cambian, lo que tengo claro es que mi hija se los pondrá cuando le de la gana a ella, si es que quiere.
Un abrazo a los dos y gracias.
didi.

josep estruel dijo...

Muy bien Didi.
A veces delante de la impertinencia
hay de decir lo que has dicho.
Bona nit.

* HADA ISOL dijo...

Pues yo comparto tu idea,mi esposo y yo habíamos hablado que nuestra niña no llevaría aros,pero mi suegrita muy amada :(
nos dió una sorpresa le pidió a la partera que le coloquen unos aritos que ella le regalaba a mi niña y que eso sería una linda sorpresa para nosotros,por supuesto le dió un poco de dinero a la partera y le colocaron a mi pequeña los aritos antes de llevarmela a mi cuarto,imagina la bronca que me dió! mi pobre Mili había sufrido conmigo un parto horrible,nació morada,la reanimaron y estas mujeres le causaron semejante dolor,no podía calmarla,mi esposo se enojó con su madre y no la habló un tiempo porque el no desea que sus hijos sufran por nada,nuestra idea era que ella lo decidiera de grande.
Así que pienso como tu,si yo hago algo a mis hijos,será porque así lo sienta no porque sea regla general,y no te aflijas por lo que te diga la gente que siempre son metidos,después te dirán que la ven muy gordita o muy flaquita,o lo que sea,y lo sé que cansa tener que dar explicaciones,no las dés, es tu hija y tu la educarás a tu manera con tus convicciones y nada más,Un abrazo Didi y un beso a Vega!

Horabaixa dijo...

Pasé antes por aquí,pero tuve que apagar el ordenador e ir con mi hija a la clínica porque lleva unos días con dolores a la altura del corazón,ella acaba de cumplir 30 años y no quería que yo le acompañara porque mi salud correría riesgo con lo de la gripe A y todo esto,pero hoy ya le he dicho que basta,que no voy a pasar otra noche angustiada porque se despierte de pronto por sus molestias.Te digo esto porque creo que eran hacia las ocho y media cuando entré en tu página y acabamos de volver ahora (00:30)de allí.
He querido continuar por donde había empezado,me he acordado de tí porque si no me planto ante el personal aún estaríamos "olvidadas" en una consulta de la Clínica Rotger,es la segunda vez que se lo hacen a mi hija y por eso insistí en acompañarla,para que no se repitiera,para que no la mandaran a casa sin hacerle las pruebas necesarias,me acordé de tí porque recuerdo tus reinvindaciones por las carencias del sistema de salud de Eivissa,aún estoy alterada,hemos estado más de tres cuartos de hora esperando en una privadísima consulta,sin ninguna noticia de la doctora "porque se le había acabado el turno y se había ido a su casa",pasaba el tiempo y no me lo podía creer que se lo hicieran por segunda vez,marcharse sin explicación,además teníamos enfrente un clarísimo caso de gripe A (familiares y enfermera con mascarillas...)a las once de la noche ya no he podido más y pienso que no me importa si quedo como una petarda,pero me voy a recepción y le digo a las personas que están allí,que es indigno,muy poco serio y una falta de respeto que una doctora desaparezca sin dar explicaciones y nosotras esperando,que si no salgo a pedirlas nos dan las mil y quinientas dándole vueltas a nuestros miedos en aquella consulta,me dijeron que eran enfermeros y una de ellas me pidió que,por favor,que todo lo que le había dicho a ellos se lo repitiera al médico cuando llegara porque no estaba en su mano arreglar nada y le dijo que ni lo dudara un momento en que se lo repetiría al médico,que yo no les distinguía a primera vista si alguno de ellos era médico o enfermero,así lo hice y luego puse una reclamación por escrito,asi que después de soportar lo absurdo de este sistema de hospitales tanto públicos como privados,paso a comentarte que esta hija mía cuando nació,yo tenía 23 años y le puse los pendientes para ponerla bonita como le puse sus trajecillos,pero que fue un horror,se le caían y los perdía así como cualquier adorno que le pusiera así que en un mes dejé de ponerle nada que fuera su ropita por la angustia de que al desenroscarse acabara tragándose alguna pieza,no soy persona dada a los adornos y ella tampoco,al fin uno se da cuenta de que son costumbres sociales y cada cual que haga lo que le apetezca o le guste o le convenga,me parece una falta de respeto que nadie insinúe ni con indirectas siquiera,cómo has de tener a tu niña.Son trivialidades,hay gente muy entrometida,con decir que me gusta así,les debería bastar.
Lo que me gusta de estos tiempos es que hay libertad para vestir a nuestro aire .Un beso

Mariaisabel dijo...

Por fin hay alguien que esta de acuerdo conmigo!
Tampoco quise que a mi hija le agujerearan sus orejitas. Recuerdo perfetamente que estando aún en la clinica (solo tenía dos días mi bebé, lo recuerdo bien puesto que a los dos días y medio marché a casa), me vino una enfermera y me dice: Me llevo a la niña, para lo de los pendientes.
Casi me da algo y dije que nadie se llevaba a mi niña y menos sin peir permiso a los padres.
Me dijo que los niños no notan dolor y que me arrepentiría de no haberlo hecho más adelante.
Dije que nada de nada, que a mi hija no se le hacía semejante salvajada, cosa que respetaron, claro está.
Le comenté que si ella cuando fuese mayor quería hacerlo, pues que muy bien, pero yo no.
Luego me enteré por la familia, que mi abuelo paterno tampoco quiso hacerlo, ya ves tenía la misma forma de pensar, cosa que me alegra.
También tuve que oir mucuho sobre el tema, la gente preguntaba y yo siempre decía: No me gusta, es un símbolo de esclavitud, es una descriminación...punto
Besitos

Abuela Ciber dijo...

Creo que es opcion de los padres, y no lo veo como esclavitud ni disciminación.

Total con esperar unos años sabrás lo que quiere, hoy día los adolescentes no solo se perforan las orejas una sino varias veces y se ponen pinchos por todos lados.

Cariños y buana semana!!!!!!!

Diana Puig dijo...

Gracias a todos, creía que tendría oposición y que habría más personas que opinasen lo contrario pero veo que no, que la decisión de los niños, aunque sean niños son personas con derechos. También me preocupa algo, últimamente he coincidido con dos madres que me han contado que por ponerle pendientes a sus hijas tuvieron una infección y que se arrepienten mucho, ya me imagino.

Otra cosa, sobre lo que comenta Isol de que se llevaron a su hija a ponérselos a mi me lo insinuaron y le ha costado que no me fíe de dejarles a la niña, lo siento pero aquí me tocaron como dicen por aquí "els cojons", solo faltaría.

Horabaixa; es lamentable a veces lo que tienes que pasar para que te hagan caso y te atiendan. Es verdad que no es siempre igual a veces das con personal sanitario que hacen su trabajo y bien. El problema de Ibiza no es tanto el personal como las graves carencias que sufrimos en servicios, tanto personal como herramientas, aparatos y como no infraestructuras, residimos muchos en la isla pero faltan medios para poder afrontar las necesidades que con las que a veces nos encontramos.

Isabel me parece que tu abuelo para la época en la se vivía es de admirar el adelanto con lo que ya veía las cosas, tuvo que ser una persona muy adelanta a su tiempo.

Abuela Ciber, claro que cuando se ponen pendientes muchas veces no se piensa que es por discriminación, pero si que antiguamente se hacia para decorar a la mujer como si fuera un árbol de navidad, indicaba muchas cosas, según lo que llevara (si estaba para casar, si era fértil, si no se le podía mirar...etc, etc,), por historia si que lo era, pero creo que no es decisión de nadie y que al fin y al cabo es un costumbre, una tradición que como ahora vivimos en libertad, podemos elegir aceptarla o no, ya que no perjudicamos a nadie, únicamente el que nos haga más gracia el ver a nuestro pequeña con pendientes.

Un abrazo a todos,
didi.

Cecilia dijo...

Yo incurro en una contradicción. me encantan los pendientes y no salgo de casa sin ellos. Pero ¿qué habría hecho si hubiera tenido una hija? Creo que no hubiera aguantado sin marearme que le pincharan la oreja. Así que te entiendo.

* HADA ISOL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
* HADA ISOL dijo...

Además Didi después esos aritos son un peligro porque cuando crecen y atraviezan esas etapas en las que se llevan todo a la boca pues se desenroscan los aros y los tragan ,Mili me dió ese susto,y es muy feo esperar que lo elimine sin lastimarse sus intestinos,yo cuando tenga nietitas en un futuro muuuuy lñejano les acosejaré a mi hija y a mi nuera que no lo hagan,que esperen a que crezcan y los tendrán igual si así lo desean.un abrazo Didi!

Fernando Manero dijo...

Totalmente de acuerdo. Tienes toda la razón. Es una costumbre cruel y va asociada a la diferenciación entre las personas según el sexo. Pero, cuidado, no seria la primera vez que cuando sea más mayor tu hija te lo pida, porque es lo que ve a su alrededor. Armate de capacidad de convicción y el tema quedará resuelto para siempre. Un abrazo

esteban lob dijo...

Hola Didi:
Comparto tu idea de dejar la opción a Vega, cuando pueda decidir.
Por lo demás, hoy ya los aros no son signo de femineidad, porque varones de pelo en pecho han entrado en competencia por usarlos.

Cariños.