Loading...

04 marzo 2009

El negocio de las células madre


OPONIÓN;
Quiero enseñaros un artículo que publicó el país sobre las células madre, me parece muy importante que hoy en día se sepa con más claridad que está ocurriendo con este tema, ya que como sabemos la ciencia también trae negocio y es capaz de que se aprovechen de ello muchas empresas, en este caso hay una clara manipulación sobre algo que me parece importantísimo para el avance de nuestra especie, sobre todo para intentar luchar contra tantas enfermedades.

El artículo además de que explica como funciona realmente el proceso de las células madre, también os explica lo que moviliza, primero porque no hay suficiente información, segundo porque la información no es realmente real ni verdadera y tercero porque siempre habrá como es el caso y he pronunciado antes pero es el objetivo de que os presente el artículo, el "GRAN NEGOCIO QUE EXISTE SOBRE LAS CÉLULAS MADRE".

Es algo largo de leer pero creo que merece la pena.


http://www.elpais.com/articulo/sociedad/negocio/celulas/corre/ciencia/elpepusoc/20090128elpepisoc_1/Tes
El negocio de las células madre corre más deprisa que los avances científicos.

Cada vez más empresas ofrecen almacenarlas para un uso médico incierto en el futuro a pesar de que muchos científicos dudan de su utilidad. Junto a los bancos privados de cordón umbilical, que llevan años funcionando, han surgido compañías que conservan células obtenidas de dientes de leche, de sangre menstrual e incluso de grasa corporal para un eventual uso del donante cuando se desarrollen aplicaciones terapéuticas.

A día de hoy, la realidad indica que de todas estas células madre adultas sólo tienen uso clínico para la misma persona las del cordón umbilical -para tratar algunas leucemias-, y en casos excepcionales. Y respecto a sus futuras aplicaciones, buena parte de la comunidad científica sostiene que las muestras conservadas en bancos privados no se usarán jamás. Entre otras cosas, porque los trabajos más ilusionantes van por un camino distinto al de las células madre adultas (tipología que almacenan estos bancos privados y que presentan limitaciones).
Sin embargo, el entusiasmo por todo lo que envuelve a las células madre, sumado a una publicidad que, en muchos casos, confunde realidad y ficción, y unos precios asumibles para muchas familias han convertido la opción de remitir estas muestras a bancos privados en un recurso cada vez más habitual.
Unas 25.600 familias españolas han enviado las células de cordón umbilical de sus hijos a bancos privados por unos precios que oscilan entre 1.300 y 2.000 euros de conservación durante 20 años.
A pesar de que estas instalaciones existen en España, la aplastante mayoría de ellas (unas 25.000) han optado por centros en el extranjero para esquivar la normativa nacional que obliga a compartir estas muestras con quien las necesite y asegurarse así que sólo podrán ser usadas por sus hijos si las necesitaran.
José María Ferrer y Raquel Prat son una de estas parejas. Ellos confiaron a un banco belga la conservación de las células madre de su hija Vega. "Nos dijeron que en el futuro se podrán usar para crear tejidos o curar enfermedades y que ya sirven para tratar leucemias", apunta su madre.
El cordón de Vega no tenía suficiente número de células como para que compensara almacenarlo. Pero si sus padres siguen con la idea de guardar células de la pequeña, lo podrán hacer dentro de unos años cuando a Vega se le caiga su primer diente de leche.
Los bancos de cordón son los más extendidos. En España hay una docena de empresas que se dedican a este negocio. Pero existen otras modalidades distintas de almacenamiento.
Bioeden es una empresa estadounidense que se dedica a procesar las células madre de la raíz de estas piezas dentales y congelarlas en bancos similares a los de cordón umbilical. "Algún día, el Hada de los Dientes (la versión anglosajona del Ratoncito Pérez) le podría salvar la vida a tus hijos", reza la publicidad de esta firma en su página web. La tarifa desde Europa es de 1.000 euros por diente más 95 anuales.
Aún más exótica es la oferta de C'Elle que, bajo el eslogan "tu milagro mensual", se dedica a almacenar el fluido menstrual (378 euros por muestra y 75 al año) para preservar las células madre que contiene y que "potencialmente podrían salvarte la vida". Otras empresas, como la Clínica Planas, han dado una vuelta de tuerca más a este negocio. Este centro español ofrece a los clientes que se someten a una liposucción la posibilidad de conservar esta grasa y extraer de ella células madre "para beneficiarse de las aplicaciones de la medicina regenerativa" en un futuro "más o menos próximo" por unos 1.500 euros y una cuota anual de 100.
El optimismo que transmiten los mensajes comerciales de estas firmas choca con la utilidad que la ciencia hoy por hoy puede darles a estas células. Las únicas aplicaciones terapéuticas de las células madre que se almacenan en los bancos son las relacionadas con las procedentes de cordón umbilical.
Estas células sirven para tratar personas con enfermedades de la médula ósea, como, por ejemplo, leucemias. Pero -aquí está el problema- las células madre se emplean para curar médulas ajenas y muy raramente propias. En todo el mundo hay registrados más de 8.000 trasplantes con sangre donada por otros frente a cuatro casos de autotrasplante (con células propias procedentes de bancos privados). Con estos datos, "los expertos no aconsejan guardar la sangre de cordón, tenemos un excepcional banco público en España que cubre las necesidades", comenta José López Barneo, director del Instituto de Biomedicina de Sevilla.
Esto por lo que respecta a las células de cordón, las mejor situadas en lo que se refiere a aplicaciones clínicas. En el caso de las células mesenquimales, obtenidas de la grasa, las de fluido menstrual o de la pulpa de dientes de leche, lo que hay es, en el mejor de los casos, ensayos clínicos. Algunos de los más interesantes son los que se desarrollan con tejido adiposo para mejorar la cicatrización en intervenciones quirúrgicas o los relacionados con rellenos para cirugía estética, como señala Carlos Simón, director del Banco Nacional de Líneas Celulares del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia.
Éste es el presente. El futuro está por ver. El principal señuelo comercial de los bancos privados de células madre está en los posibles avances científicos que se pueden desarrollar en los próximos años relacionados con la medicina regenerativa, aquella que pretende manipular las células madre para curar tejidos y órganos. Pero es bastante probable que las terapias que puedan surgir relacionadas con esta tecnología no pasen por las muestras almacenadas en los bancos.
Hay varios argumentos que apoyan esta tesis. Alguno, "interesado", como reconoce su autor, el director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona (CMRB), Juan Carlos Izpisúa, que es quien lo lanza: el trabajo realizado hasta ahora con las células madre adultas (las congeladas) "todavía está lejos de la clínica". Izpisúa se ha centrado en las embrionarias, de ahí su interés.
Sin embargo, hay otro motivo de mucho mayor peso. Se trata de la técnica que hace un año ha revolucionado la medicina regenerativa. Este procedimiento consiste en reprogramar células adultas para transformarlas en células madre que se comportan como embrionarias (capaces de convertirse en los 220 distintos tipos celulares y, por ello, de crear todo tipo de tejidos). Y para eso no hace falta recurrir a ninguna célula congelada ni a complejos procedimientos. Por sencillo que parezca, basta con obtener las células de un simple pelo y manipularlas para, en una especie de viaje en el tiempo, hacer el camino inverso al de su desarrollo biológico y devolverlas al estado de células madre con capacidad de evolucionar hacia cualquier tejido con la misma versatilidad de las células embrionarias. Y esto está dejando de ser ciencia-ficción sanitaria, al contrario de lo que sucede con muchos de los anuncios de los bancos de células privados.
"En 10 años de investigación con células madre no hemos curado ninguna enfermedad, y ahora con la reprogramación se podría hacer", apunta Izpisúa. Su laboratorio, en colaboración con el de Juan Bueren en el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) en Madrid, es uno de los que más lejos han llegado con esta técnica. Hasta el punto de desarrollar en el laboratorio todos los pasos que permiten, partiendo de una célula de un pelo de una persona con una enfermedad genética de la sangre (anemia de Fanconi), devolverla a un estado equivalente al de una célula madre embrionaria. Pero aún va más allá al poder corregir la alteración genética que producía la enfermedad y transformarla en una célula de la sangre capaz de producir todo tipo de linaje celular (glóbulos rojos, blancos y plaquetas) y de, en teoría, usarla para curar a quien se le quitó el pelo. Así lo sostiene Izpisúa, que está pendiente de publicar sus últimos resultados en una prestigiosa revista científica. "Creo que es el momento de empezar un diálogo entre el laboratorio de ciencia básica y la clínica".
Este camino borraría de un plumazo la necesidad de almacenar células madre para hipotéticas aplicaciones en medicina regenerativa. ¿Para qué pagar por guardar células madre adultas si se puede tener células capaces de generar cualquier tejido a partir de un simple pelo?
Entonces ¿nos olvidamos de los bancos privados? "Yo no sería tan tajante", comenta Izpisúa. "Si puedo pagarlo, ¿por qué no hacerlo? Es cierto que ahora mismo no hay evidencias claras de que puedan servir estas células, pero nunca se sabe. Hay que estar siempre abierto a la ciencia". La opinión de Carlos Simón es parecida. "Debería existir una indicación clara del uso terapéutico actual de estas células y del futuro. Explicarlas con honestidad y transparencia. A partir de ahí, que la gente decida".
José López Barneo da un paso más. "Siempre que me preguntan, respondo que no creo necesario guardar las células de cordón. Hace poco he tenido un nieto y no hemos guardado sus células", apunta. "Si mañana se descubre una utilidad, cambiaré de opinión, pero hasta el momento, no hay base científica para hacerlo".
El director de la Organización Nacional de Trasplantes, Rafael Matesanz, tiene una interpretación que va más allá de lo estrictamente sanitario y entra de lleno en la sociología: "Este fenómeno de guardar cada vez más muestras biológicas encaja en toda una filosofía de sociedad rica". Matesanz no va nada desencaminado al considerar esta práctica como un elemento de consumo más. Cada vez es más frecuente que el coste de la donación de cordón umbilical lo asuman los abuelos, tíos o padrinos del recién nacido, como se hace en muchas familias con el carrito del bebé, la cuna o el resto del ajuar del lactante.

14 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola Didi, el tema es interesantísimo, hoy día la gente saca provecho de todo, la cuestión es hacer pelas de la mnera que sea y todo a lo corto y a lo largo se troca en un negocio para llenar los bolsillos de unos cuantos.Excelente tema mi niña.Acabo de oir por la tele que en USA ya se sirven niños a la carta, altos, bajos,gordos, rubios ojos azules.... los padres pueden escoger como los quieren. Besitos.

Rachel dijo...

como siempre el dinero mueve el mundo...es una pena que hasta en cosas tan maravillosas se pueda crear negocio. Gracias por informarnos guapa. Besitos

HADA ISOL dijo...

La verdad es así, el dinero lo es todo,que triste que de todo hagan un negocio.Como siempre Didi es un gusto leerte.Amiga mía tu comentario en mi blog me hizo mucho bien ,no sabes cuanto! cuando yo toco esos temas lo hago lamentablemente con un profundo conocimiento de esa realidad.Te dejo un fuerte abrazo con mucho cariño y un beso a Vega dile que tiene una virtual en Argentina que la espera con cariño!

HADA ISOL dijo...

una tía virtual en Argentina,soy dislexica :(

Ana dijo...

Hola Didi,
El negocio de la salud es uno de los más rentables. Cada vez nos manipulan más los medios y se nos hace creer lo "deseable". Es increíble lo fácil que resulta jugar con la esperanza de las personas. Un beso. Ana.

Tere dijo...

Ayer recibí un folleto sobre el almacenamiento de células madre del cordón umbilical de un seguro privado y son 1465 euros,un primer pago de 385 euros al contratarlo y 1080 al ser confirmada la congelación.
Cuando se es sometido a una operación en las que,normalmente,puede haber alguna transfusión de sangre se suele aportar algunas bolsas de la propia sangre algún dia antes de ser operado .
Si estuvéramos en esas situaciones creo que no dudaríamos en utilizar la ciencia como lo hacemos cuando estamos enfermos y no deberíamos demonizar los avances médicos.
Un abrazo

josep estruel dijo...

Hola Didi¡
A mi, como sabes me han hecho dos transplantes de médula. En mi caso de mi propia médula.(transplante autólogo), en caso de que no hubiese sido posible, hay un banco de células madres, en este caso de la Fundación Carreras.
Pero no son bancos de células del cordón umbical.
Son simplemente céludas de la médula y son de donantes.
Como si fuese una donación de sangre, igual.
Que yo sepa aun no se ha puesto en marcha las que tu comentas.
Aquí en España el banco de células del cordón umbical está en Granada.
Y hasta ahora se que solo se realizaban pruebas de laboratorio.Y que la Iglesia lo impide.

Sea como sea, es posible que:o no se realice nunca o que tarden en ponerlo en marcha.O sea :ganar mucho dinero o que realmente lo están probando.
Lo que si es cierto, y más de una vez lo he pensado es el porqué no se aplica a los pacientes.
Didi, para conseguir una médula compatible es una entre cuarenta mil.(1 entre 40.000) Ya ves que las posibilidades son pocas.
Seria muy largo de explicar, pero si me permites haré un pequeño resumen.
Cuando un laboratorio descubre un medicamento, buscan un grupo de enfermos que voluntariamente lo prueben.
Yo formé parte de uno de estos grupos.El tratamiento duró 2 años y vieron que aquello servia pero era muy lento y carísimo.
DOS AÑOS PERDIDOS
Si pongo mi ejemplo es para decir que igual podrían poner en marcha las del cordón
Porque mas valdría hacer esto que esperar a tener una médula compatible.Porque como donantes hay pocos, quizas no llegue nunca.
Hay muchos más de los que tu nos dices que células de un donante.
Perdón por hacerlo tan largo, aunque ya ves que esto es para comentarlo con más tiempo.
GRACIAS
un beso.

josep estruel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
josep estruel dijo...

Hola didi.
En todo esto hay una segunda opción
que es la que funciona en la actualidad.Por lo menos aunque sea posible que se haga el gran negocio con todo esto, lo que actualmente tenemos es como las donaciones de sangre. O sea sin gastos o negocios .

Cuando un paciente necesita una búsqueda de sangre de cordón umbilical, el REDMO (Fund. Josep Carreras) se pone en contacto con todos los bancos de sangre de cordón existentes en el mundo. Si existe una unidad de sangre de cordón umbilical en cualquiera de estos bancos, ésta ha de aparecer con independencia del país que inicie la búsqueda. Cualquier paciente del mundo tiene hoy en día a su disposición las cerca de 128.000 unidades de sangre de cordón almacenadas en el mundo. Una vez que se ha localizado una unidad de sangre de cordón compatible, se envía congelada en una nevera especial al pais receptor, por medio de un courier. Naturalmente todos los gastos que se deriven de las búsquedas o de los trasplantes de pacientes españoles son cubiertos por el Sistema Nacional de Salud Español. Este procedimiento es el mismo a nivel internacional. De hecho, donantes españoles han donado su médula ósea para pacientes de EEUU, otros países de Europa, etc y al contrario. Igualmente ya existen unidades de sangre de cordón umbilical españolas trasplantadas en el extranjero y a la inversa.
Todo esto, como ves no existe dinero para nada.
Un beso.

Diana Puig dijo...

Hola Josep, efectivamente todo lo que dices es así, es más por tu experiencia personal estás más que informado del tema.
Yo este artículo lo puse para que nos diéramos cuenta de que las personas han de tener conocimiento sobre la donación en este caso de cordón umbilical, incluso tener en cuenta que el donarlo a la ciencia es mucho más efectivo y da muchas más posibilidades que donarlo para uno mismo, donde las garantías son mínimas.
No es lo mismo como bien dices tú, donar la sangre a un banco mundial donde existe una información automatizada de información sobre los tipos de donantes, que tener una sola posibilidad. No es comparable, por eso estoy totalmente de acuerdo contigo, es más no todos pueden ser donantes como bien sabemos y se ha de recorrer un camino a veces largo para conseguir ser incluso donante, no todo el mundo lo puede ser aunque lo quiera.
Toda la información que nos has dado me parece muy interesante, espero que los blogueros lo hayan leído porque es muy importante.
PD; Más tarde te haremos una llamada rachel y yo, que hemos recibido algo ::)).
Un abrazo y hasta luego, didi.

HADA ISOL dijo...

Didi paso a saludarte te dejo un fuerte abrazo que tengas un buen fin de semana! que todo esté bien cuidate mucho,debes estar tan bonita con tu pancita,te imagino! un abrazo!

Fugaz dijo...

Es una pena que todo gire entorno al dinero, todo es eso, dinero, dinero y más dinero... Al final van a hacer pagar una tasa incluso para respirar (uis espero no dar ideas) pero es que parece increible.

También oí la noticia de que ya puede uno elegir cómo quiere que sea su niño. Haremos un mundo lleno de clones a este paso.

Cecilia dijo...

Supongo que, como ocurre con las donaciones de sangre, cualquier persona debería ceder gratuitamente las células madre y cualquier persona debería tener acceso gratuito a las que necesitara. Sería señal de buena salud democrática y social que la salud corporal no dependiera de los recursos económicos del enfermo sino de su necesidad de curación.
No sé cómo funcionan estas cuestiones en otros países, pero yo desearía que en España los avances sanitarios sirvieran para curar a cualquier persona.
Hacer negocio con temas relacionados con la enfermedad es algo que, puede ser legal, pero no encomiable en casos como los que se cuentan en el reportaje

Cecilia Alameda Sol dijo...

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Obama/levanta/veto/investigacion/celulas/embrionarias/elpepusoc/20090309elpepusoc_4/Tes

Obama está por la investigación. ¡Cómo se alegrarán los que padecen enfermedades crónicas!
Bien por Obama