Loading...

10 diciembre 2008

El precio de la vida


Noticia;
Jugador de rugby, el joven Daniel James, de 23 años, quedó paralizado tras un lance del juego. Sobrevivió un año paralizado del pecho para abajo. El pasado 12 de septiembre murió en la clínica Suiza Dignitas, un centro especializado en suicido asistido. Los padres le organizaron el viaje y estaban junto a él en el momento de la muerte, pero la Justicia británica decidió ayer no imputarles. El fiscal considera que la decisión fue enteramente tomada por Daniel, informa The Guardian.
Ewert, un profesor de universidad jubilado, viajó hasta la clínica de Zurich porque no quería pasar el resto de sus días en una "living tumb" (algo como una tumba viviente).

Opinión;

¿Qué puede significar para esta familia hacer público la muerte de un ser querido?, supongo que saben lo importante que es el derecho y el respeto a la vida y es por eso que han decidido con el consentimiento de Daniel James antes de morir, que se hiciera publico. Es necesario a veces entender la vida de una persona para poder entender su muerte, la manera en la que ha decidido morir no es más que la demostración del sufrimiento en vida.

Llamaba a su forma de vida “tumba viviente”, no creo que este señor quisiera menos a familia que nosotros, no lo creo y entiendo lo duro que es tener que pedir la muerte, viajar hacia la muerte y después de muerto, un montón de personas criticar su muerte.

Por otra parte el fiscal no imputará a la familia porque reconoce que la decisión fue del enfermo, pero claro, hablamos de un fiscal, pero hay otros muchos que imputarían a la familia, eso si, tenemos que entender que eso a la familia no les importaba mucho, ¿de que forman habrán vivido el sufrimiento de Daniel?... porque ellos tienen su vida también, han arriesgado su libertad, pero han decidido ayudar a Daniel y no solo le han ayudado a morir y a descansar, lo han grabado y lo hacen público.

Espero que todo lo esfuerzo, el sacrificio, el sufrimiento de la familia, las duras criticas que recibirán, todo ese peso que llevan y que todavía les queda, sirva para concienciar de lo importante que es, PODER MORIR CUANDO NO SE PUEDE YA VIVIR.

13 comentarios:

Cristina dijo...

Que duro por favor... que duro

SAludos

Cris

Fernando Manero dijo...

Otra prueba más de la necesidad de reconocer el derecho a una muerte digna. La historia es terrible, como tantas a las que asistimos dia tras día. Los padres han sido valientes y se han sincera
do ante un caso que no admite réplica de ningún tipo. Por fortuna, no les pasará nada. No hay fiscales, jueces ni tribunos que puedan atreverse a incoar procesos o reclamaciones contra quienes han sufrido una experiencia así. El caso se sobreseerá y el respeto y el silencio domianarán sobre el ruido innecesario o el injusto reproche. Un abrazo

Cecilia Alameda Sol dijo...

¿Por qué tienen que obligar a vivir a quien, por sus condiciones físicas, no puede hacerlo sin sufrir? Estoy seguro de que los mismos que se llevan las manos a la cabeza con estas noticias, cambiarían de opinión si el postrado en cama fuera alguien a quien quieren de verdad.

HADA ISOL dijo...

En casos como este donde es irreversible el daño,semejante martirio es innecesario,creo que morir con dignidad es un derecho,cuando nada se puede hacer,y si la persona que sufre así lo decide no veo el daño,me alegra que no se impute a la familia ya su dolor es muy grande.En cuanto a deportes como el rugby pues creo que también hay que hablar ,es un deporte muy violento yo conozco muchos casos de jovencitos con graves daños en su columna por practicar ese deporte,y otros tantos que perdieron sus orejas,habría que buscar el modo de cambiar algunas cosas en este deporte y otros que son igual de peligrosos.
Didi querida aprovecho esta visita para desearte una feliz navidad y un muy próspero 2009,que el año nuevo tenga todo lo que te haya hecho feliz del 2008,y mucho más,que sea un año en el que tus proyectos sean alcanzados,en que escribas como siempre,que el amor te colme de dichas,que tu familia esté esplendida y tu tengas muchissimas,pero muchissimas alegrías,felices fiestas mi muy querida amiga Didi!

Yeli dijo...

Creo en el derecho a vivir y a morir... soy médico y personalmente le he dicho a mi familia mi deseo de no ser mantenida mecánicamente. Aquí lo importante es que se respete la decisión previa del paciente y el explícito consentimiento de su decisión.
Hay que romper con tantos mitos que todavía existen en este siglo XXI.
Un abrazo
Yeli

Maria Jesús Rodríguez Melero dijo...

Es terrible. Nadie tiene derecho a criticar a estas personas. Pasar por algo así supera los límites de lo insufrible.
Que descanse en paz, pobre Daniel, y que en la otra vida encuentre el reposo que su alma merece.
Un abrazo Didi

Rachel dijo...

que situación tan dura y difícil de pasar para cualquiera. Debe ser horrible verte en una situación así y no poder decidir sobre tu muerte. Menos mal que poco a poco también se va avanzando en este tema y vamos viendo los logros de esta forma. Afortunadamente la familia no será imputada, pero seguro que no se salvaran de las críticas. Si nos gusta vivir en paz también tendríamos que dejar que la gente pueda morir en paz. Es necesario que se reconozca el derecho a morir dignamente y entender el dolor de la familia. Me ha gustado mucho una frase que dices "la manera en la que ha decidido morir no es más que la demostración del sufrimiento en vida", así es, sólo me queda decir eso. Un abrazo, Rachel

esteban lob dijo...

Ay Didi, creo que llegará el día en que este derecho a "bien" morir, será aceptado como normal sin que nadie se escandalice y en que casi deje de ser noticia porque se habrá asumido como opción ante esa "otra" muerte, la muerte en vida en que prácticamente sobreviven solamente el cerebro y el espíritu.

Un beso.

antonia maxwell dijo...

Hola Didí, no deseo hablar de muertes porque he perdido a demasiados seres amados y se me encoge el corazón si lo hago. Entro para agradecer tus comentarios recientemente encontrados abajo de mis últimos escritos. Me gusta saber que eres amante de Klimt... pude ver obras suyas en N.Y y me impresionaron aún más que en posters. Haré un post sobre la galería hecha allí en su honor.

Un bezito

josep estruel dijo...

Hola Didi!
Solo me cabe añadir que no entiendo porqué esta ley, igual que otras cosas que caen por su propio peso, las retrasen con tanta insistencia.
Considero que esto tarde o temprano
será como todos deseamos.
Entonces?...Porque esperar tanto.

Un beso.

HADA ISOL dijo...

Hola Didi:vengo a invitarte a hacer una cruzada,no es de premios,ni nada por el estilo es sobre TGD(autismo) en Argentina estos niños no están recibiendo lo que necesitan ni tampoco hay demasiada información que apunte al diagnóstico temprano,lo que es fundamental pues a tiempo ,con terapia se logra muchissimo,en mi blog http://elblogdeisabelhada.blogspot.com/ está el pedido de mi amiga Sabri y al final de ese post está una página sobre un grupo de padres que piden una ley que ampare a sus niños,aunque sea que coloques la página a un costadito de tu blog ya es una ayuda,internet es una herramienta muy grande,cuanto más se sepa de esto mejor,desde ya muchas gracias,ya sabes no tienes compromiso de hacerlo,pero si lo haces te lo agradeceré mucho!un abrazo!

Fugaz dijo...

No creo que a nadie le guste tener que vivir y pasar esa situación, tiene que ser algo horrible y tremendo. Además de que siempre tiene uno que quedarse con esa impotencia de que ya no se podía hacer más. Sin embargo, no sería peor un vivir sin poder hacer nada, estando muerto en vida y sin más futuro que ver la pared o el techo de una habitación... Qué fácil es y resulta hablar desde la ley y la justicia, cuando los afectados no son directamente nuestros.

El derecho a morir dignamente debería ser aceptado ya de una vez por todas. Y casos tan duros como este y otros muchos más son tan sólo un ejemplo, pero creo que aun falta mucho para que todo el mundo se de cuenta de ello.

jdiana dijo...

paso a dejarte mis mejores deseos en estos dias.
Un fuerte abrazo
josefina