Loading...

12 noviembre 2008

Una lección de respeto por la vida


NOTICIA;

Hannah Jones tiene claro que prefiere renunciar a la vida, que está cansada de los fármacos y de las visitas a los hospitales, que no está dispuesta a aferrarse a este mundo en esas condiciones. El caso de esta británica, que ha impactado a todo el mundo, sería diferente en España.


Opinón;

Una niña de 13 años nos está dando una lección de respeto por la vida, este tema lo he hablado muchas veces y es que tendríamos que diferenciar la vida como un camino pasajero donde se aprende, se disfruta, se vive con la dignidad necesaria que nos permite tener una vida más o menos normal, a la vida que se ha de sufrir cada día, se ha de sentir dolor para estar en ella, se ha de estar a veces muerto y cansado de intentar sobrevivir ante según que enfermedades que solo nos recuerda la tortura que es seguir latiendo.



Mi opinión sobre el caso de Hannah, no es legislativo, ni normativo, ni ético, ni sensato ni racional, es moral, totalmente moral, una niña que está harta de sufrir, que solo pide disfrutar del poco tiempo que le queda con su familia tranquilamente y que se encuentra en facultades totalmente normales y que nos está dando a todos una lección de respeto hacia la vida de cada uno, me parece que se le debe de dejar vivir en paz, con las consecuencias que eso conlleva.

La pregunta que se le ha hecho al señor ministro es, ¿QUE PASARIA SI ESTO MISMO OCURRIERA EN ESPAÑA?;
El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, está muy seguro que de que si pasara en España la decisión de la niña contaría.

Tengo mis dudas de que si realmente pasara en España se respetaría, pero dudas por decir algo, porque casi estoy segura de que se formaría una rebelión enfermiza que costaría la salud de la niña y los padres, habría campañas contra los padres, la iglesia entorpecería todo el desarrollo que pudiera beneficiar a la niña, la opinión pública se convertiría en la principal arma, que para bien o para mal, siempre las victimas salen perjudicadas...esto sería lo que ocurriría en caso de que pasara en España.
Claro que no descarto que este caso, origine que otros niños se nieguen a seguir con su gran lucha y sufrimiento por continuar en esta vida.

7 comentarios:

antonia maxwell dijo...

Esta niña está dando una lección a todo el mundo; en primer lugar su valentía. Debe ser durísimos para sus padres. Ese deseo de morir muestra cuánto sufrimiento llevan todos a cuestas.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Me pregunto por qué ese afán de mantener medicada, drogada a una persona que sufre, sin tener en cuenta su dolor, su deseo de no seguir sufriendo, por qué se oponen los retrógrados a que la vida siga su curso natural y se termine cuando la naturaleza disponga sin forzarla hasta el punto de envenenar, manipular, torturar a quien no desea vivir.
¿Por qué, además, tienen que opinar algunos individuos, los obispos y curas entre ellos,s obre asuntos que no les conciernen?

m.eugènia creus-piqué dijo...

El caso este me ha puesto la carne de gallina nenita, el valor de esta chiquilla y la gran lección que nos ha dado a todos es encomiable y es que hay que coger el toro por los cuernos y esto hay que legislarlo bien YA ! No se puede ir contra los deseos de una persona que quiera morir, no se puede tener una persona sufriendo y sufriendo a rabiar porque consideran pecado mortal el ayudar a morir dignamente, son retrógrados y cavernícolas, hace unos meses hicieron una encuesta aquí en Catalunya para saber lo que opinaba la gente de la eutanasia y salió un 87 % a favor de ella, esperemos que en esta legislatura ZP se ponga las pilas y arregle el tema de una vez.

Jose dijo...

Hola. Yo creo que no es un caso digamos extremo, nadie puede hacer nada porque la niña ha decidido no hacerse el trasplante de corazón. Hubiera sido diferente si la niña hubiera pedido la eutanasia o algo así, entonces habría más polémica.
Un saludo

ISABEL/ISOL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ISABEL/ISOL dijo...

Pues me causa mucha tristeza que una niña a sus trece años deba tomar tremenda decisión,pero por otro lado me dá gusto saber que fué respetada,que la dejarán vivir con dignidad,porque se dice que ella eligió como morir y yo entiendo al revés que ella eligió como vivir.
Y no hay religión,ni nada que pueda cuestionar esto,y quien lo haga realmente sería muy desalmado pues ya demasiado tienen los padres de esta pequeña con saber que su hija se les vá apagando.
Admiro a Hannah y si le dió una lección al mundo entero,espero que esta pequeña pase sus días lo mejor posible.

josep estruel dijo...

Hola Didi¡
¡Que precio mas alto por una derrota¡ Te aseguro que esta mujer que lleva sufriendo desde los 5 años, habrá vivido y reflexionado mucho más que muchos de 25 años, Por mí, que juzgue un equipo de profesionales y sus padres, y nadie mas.Y que ocurra lo que ella decida.
Que sabrá la Iglesia, la Justicia o nosotros mismos lo que ella ha pasado en estos años.
Nosotros seguro que no hemos visto morir a tantos compañeros y amigos como ella.
Mucha suerte amiga Hannah.

Un beso Didi.