Loading...

28 octubre 2008

IRONIA DEL PAÍS


NOTICIA_

En este país no se puede hablar del Rey, ni de sus negocios»

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ordena proseguir la causa contra el alcalde de Puerto Real por injurias a Don Juan Carlos

OPINIÓN_

Hay que tener mucho valor para entrometerse en la casa real y no pensar en las grandes consecuencias que se sufrirán, eso si, yo razono de la misma forma en este sentido que el alcalde por lo que me solidarizo con las consecuencias mínimas que puede tener una forma de pensar que se puede confundir con otras diferencias políticas, al lado del señor Fernando.

He escrito muchas veces sobre temas monárquicos y de momento el blog funciona, escribí sobre el agua de Jordania utilizada para el bebé de Doña Leticia:

http://puigbono.blogspot.com/2007/07/yo-tambin-quiero-agua-del-jordn.html .

escribí sobre las diferencias tan grandes que siempre hay y las cursiladas que se han de aguantar, sobre los tremendos gastos, imagino, que debemos de soportar con la monarquía...etc.

Molestarse pensando que la familia real es igual que nosotros, es un error, debemos ser educados, permisibles, respetuosos y humildes...con nuestras opiniones respecto a la monarquía, ser ignorante y pecar de ingenuos, ofrecerles regalos y reverencias en las visitas que recibimos de los reyes, como antaño, es lo correcto.

Es por eso que las verdades de cómo se gestiona el dinero de los reyes y toda, toda su familia, no nos ha de preocupar y no debemos meternos, aunque salga de los bolsillos de todos los españolitos, enumerar la cantidad de chorradas que se realizan ya sea por protocolos, por imagen, por presencia...debería de hacernos sentir orgullosos, porque aunque muchos actos no nos hagan ninguna falta, la gente saldrá a gritarles alabándoles y agradeciéndoles lo buenos reyes que son, como siempre pasa, mientras tus hijos no puedan ir a los mismos colegios que los de “nuestra familia real”, mientras que tu mes sea un calvario por la cantidad de numeritos que has de hacer, mientras te encuentres casi en la cola del paro...mientras, mientras....

Por lo tanto, deberemos de asumir que siempre habrá alguien que nos tome el pelo, a veces han sido dictadores, otras republicanos y otras las actuales...mi conclusión sería.

- Que más da quién nos robe, nos manipule y nos haga sentir “ orgullosos de nuestra corona”, el caso es que debemos de asumir que siempre los habrá y que además debemos de sentirnos totalmente agradecidos por las gestiones que realicen para que el país funcione bien.

A esto añadir que me siento orgullosa de vivir en una simulada democracia de ahí que al alcalde se le impute.

AMEN.

2 comentarios:

Fernando Manero dijo...

Ningún pais europeo, República o Monarquia, coloca ante el Jefe del Estado y su familia el muro de protección que existe en España. Es otro de los muchos temores, prevenciones, cautelas y autolimitaciones que nos hemos impuesto en este país para salvaguardar lo que se cree frágil y vulnerable. Hay temás tabúes, que se evitan para no caer en malas tentaciones y desestabilizar una convivencia sujeta con alfileres. Creo que es un error y una perversión histórica. Un pais es tanto más fuerte y sólido cuanta mayor libertad tenga para hablar de sí mismo, de su historia y de sus realidades, sean cuales sean. Personalmente respeto al Rey y a su esposa. De los demás prefiero pasar. Pero precisamente porque respeto al Jefe del Estado, creo que su continuidad y su prestigio de cara a las generaciones futuras, que no lo tienen tan claro, pasa porque, sin merma del respeto y la consideración que merece, sea objeto de la crítica y de la valoración a que se hace acreedor por parte de la sociedad, sin reservas de ningun tipo. De lo contrario, mucho me temo que el futuro de la monarquía, si no es asumida por la sociedad, acabará diluyéndose como una nube de verano. Un abrazo, Didi

Cecilia Alameda Sol dijo...

Es que no se los puede mencionar, ni en chistes ni en críticas, cuando estás en público porque viene el juez de turno y te arrea una patada jurídica. Pero lo cierto es que, en privado, ¿quién no censura los gastos, los dispendios, las cacerías, los trajes principescos de esa familia?
¿Quién no ha contado un chiste subido de tono? ¿Quién se sigue creyendo que el mandato del rey le viene de dios? ¿Quién no se acuerda del dictador barrigudo que le puso en el trono?
La monarquía en España ha traído muchos infortunios, guerras y desastres a este país. No hay más que coger un libro de historia para comprobarlo. Que con el rey presente cristalizara la democracia no es tanto mérito suyo como de la sociedad española que la requería y que con tanta madurez asumió el cambio de régimen.