Loading...

14 julio 2008

Poder elegir morir con dignidad


Noticia;
El doctor Montes lanza un manifiesto para despenalizar la eutanasia

El doctor Luis Montes, ex jefe del Servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid), lanzó hoy en Santander un manifiesto con el que se inicia una campaña para promover la despenalización en el Código Penal del suicidio asistido y la eutanasia.

También de interés;
Asociación Federal
Derecho a Morir Dignamente.


Opinión_
¿Podremos vivir mejor sabiendo que tenemos la posibilidad de morir dignamente?..yo he de decir que si, por supuesto, ¿por qué he de empeñarme en vivir de una forma dolorosa?, ¿por fe...? no tengo, ¿por alguna creencia en particular, respeto a la vida, a la ciencia..a alguna ideología ...? es muy discutible, la creencia;
Para mi es día a día, intentar ser justa conmigo misma y con los demás.
El respeto a la vida; lo recuerdo cada día, intentaré en vida hacer todo lo que tenga que hacer, no llevaré flores al cementerio a un ser querido, puesto que parte de una religión que no comparto, pero si se las llevaré en vida, eso es lo que yo entiendo por respeto, por supuesto sin faltar a nadie que si que lo haga, es más pienso que el que cree en algo más, todo sufrimiento es más llevadero, en el fondo a veces siento envidia. Es una manera de explicar que yo haré lo que tenga que hacer por y los demás, en vida.
¿Por qué entonces, he de sentirme obligada a sufrir...? está claro que la parte más difícil en este caso, no es que te apliquen la eutanasia, pienso que la gravedad reside en ¿quién te la va a aplicar...?, es un debate y una decisión importante, aquí se juntan dos cosas una, tu decisión de acabar con tu vida y dos decidir quien tiene derecho, potestad para hacerlo por Ley, sin que resulte dañino ni peligroso para la persona, que ha de hacerlo, tanto a nivel legislativo como personal.

Que esté de acuerdo con la eutanasia no significa que no vea las grandes dificultades que tiene, soy consciente de que no es fácil por todo lo que conlleva, pero sinceramente, me siento un poco más aliviada con esta noticia, también digo que no significa que tenga una enfermedad y no luche para combatirla, pero si tengo que decidir y no puedo porque mi estado no me lo permite, dependo totalmente de máquinas para vivir, aquí ya os digo que SI A LA EUTANISA, por lo tanto supongo que se deberá de debatir si sale favorecida la Ley y se aprueba, en que casos, lo que no creo que sea admisible es tener a un enfermo si no lo desea, sufriendo.

9 comentarios:

isol dijo...

La verdad he visto como mi tío más querido sufrió hasta el final,el luchó por vivir y soportó todo con tal de estar en este mundo un día más,y después de ver eso te diré que si el en algún momento no hubiera soportado y sabiendo que definitivamente es terminal,pues me habría dolido en el alma negarle el morir con dignidad,prolongar una agonía tan grande y terrible no tiene demasiado sentido.Yo si tengo fé,pero pienso que Dios es un Dios que ama y comprende no un Dios que castiga todo.
Como escribes Didi,eres genial.Un beso.

josep estruel dijo...

Didi,mira si estoy de tu lado que te diré que yo firme ya hace años
(creo que cinco)por este tema.
Ya Cicerón le da significado a la palabra como "muerte digna, honesta y gloriosa".
En el Estatuto tan recortado que nos queda ya figuraba esto.Es igual,pero a lo mejor ya lo tendríamos
Por mi parte firmaría mil veces,y seguramente si los que dicen NO rotundo hubiesen visto morir a personas sin ningún tipo de esperanza,seguramente mas de una se lo pensaría.
Didi,te das cuenta de lo mucho que cuesta dar un paso?
La Iglesia...Dios....La Iglesia..
Cuanto tiempo perdido,amiga.
Un petó.

josep estruel dijo...

Didi.esto esta sacado de un manifiesto de La Iglesia.
Mientras tengamos esto.....

Lo que manda La Iglesia:
Para un católico no hay dudas: la eutanasia no es aceptable, tratándose de matar a un inocente. Un cristiano coherente se sabe hijo de Dios y en El confía también para la hora de la muerte.

Dinora dijo...

Es difícil tomar una decisión así, decidir por los demás y por uno mismo, lo importante es que exista la posibilidad, para quien si tenga muy en claro que lo desea así, tenga la opción de hacerlo

Saludos, Didi ;)

Mariaisabel dijo...

Fantástico post, por fin alguien ha sido valiente y habla de la eutanasia.
Didi, sin lugar a dudas, SI a la eutanasia. Ya tengo dicho a mi familia, que si llegado el momento hay que decidir y yo no puedo, que no me alarguen la vida, no tiene sentido. No soporto ver sufrir a los enfermos cuando no hay remedio para ellos, para mi eso es una injusticia. Ya no se trata de religión, da igual si eres creyente o no, cada uno tiene que tener su opinión, no la que la Iglesia decida por ti.
Puedes ser creyente y estar a favor de una muerte digna.Pienso que cada uno es dueño de su vida y tiene todos los derechos de decidir.
Felicidades, es unescrito estupendo

Mariaisabel dijo...

Didi, quería decirte otra cosa: Gracias por el acertado comentario que hiciste en mi blog.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola he llegado hasta aquí porque he visto que estás entre los recomendados de "Ibiza, Eivissa Patrimonio de la Humanidad".Creo que será un blog el tuyo, muy interesante, te deseo mucha suerte, un abrazo desde Ibiza.

Xesca dijo...

VEr morir a alguien querido, lenta y angustiosamente es algo que no desea nadie, pero el enfermo todavia mucho menos. Cuando ya la esperanza está perdida y tan sólo queda sufrimiento, yo no puedo entender el porqué de alargar esa agonía por mucho que se quiera. No creo que nadie tenga que morir sufriendo y si tenemos la libertad de elegir, yo también lo hago.

Cecilia Alameda Sol dijo...

A pesar del daño que hizo la autoridad regional y su saña en el caso de los médicos de Leganés, en los hospitales se siguen otorgando cuidados paliativos a las personas que están en trance de morir para aliviar sus espantosos dolores. Sin embargo, por aquí se sigue hablando de comités éticos para decidir si se aplican o no se aplican esos cuidados y (lo que ha suscitado muchas críticas) de la integración de curas en esos equipos. Yo percibo, sin embargo, que hasta los muy católicos no quieren ni para ellos ni para sus familiares una muerte de gritos, dolores y espantos.