Loading...

23 abril 2008

Un Quijote a Sant Jordi_












La escritura un apoyo, una paz que quién lo sabe experimenta lo espiritual;
Te consterna te aleja de este mundo muchos veces sin paz;

La letra aixó, un vacío lleno porque no da nada que se vea,
Sin embargo te alienta en el silencio y en el frío te da calor...sus miedos son también libres al vidrio combinación de intenso interior, repleto desde tiempos remotos, donde la imaginación creaba monstruos, dragones de fuego, hermosas doncellas, educados caballeros;
Tus letras un compás de belleza, supuestas armas de romanticismo donde ni el más galán podría ser amenaza.


Y hoy donde la fuerza es un libro y la rosa representa la belleza en sangre por una batalla ganada, yo vuelvo a mis orígenes,
Donde el viento se hacia arena;


Tu que guiaste la lanza,
Amaste lo imposible,
Creíste en ti hasta tu muerte,
Tú Don quijote nuestra arma manchega
Tozudez, fuerza y gran loco, hundiste el camino escabroso
Y pusiste hermosas flores;

Perdiste la lucidez con tus monstruos;
_¿Quién hoy no piensa que combatimos muchas veces
tan solo con nuestra imaginación?;

_¿Quién no desearía muchas veces poder crear de una vida empinada, un tobogán para bajar?;

Hoy aunque lejos muy lejos de esta vida,
Este mundo que segura estoy, te parecería más raro que nunca
He querido conmemorarte con mis humildes letras,
Porque he de decirte que esa locura que añoro y penumbra mi sombra la siento dentro.

5 comentarios:

Aurora dijo...

Que maravilloso escrito tata, cada dia lo haces mejor. Esta lleno de ti,en cada palabra, cada frase. FELICIDADES

juan antonio dijo...

Feliz día del libro atrasado, sigue así y me tendrás en tus páginas cibernéticas.

Cristina dijo...

Francamente querida, después de leer tu post, me acojono de pensar q tengo q escribir el mio. Esto no lo supera ni cristo.!

Precioso

Dinora dijo...

Todavía pretendemos derribar molinos de viento, El Quijote sigue cabalgando...

Saludos, Didi ;)

Señor De la Vega dijo...

Que inspirada entrada sobre mi personaje preferido.
Cuantas aristas Don Quijote a las que asirse sin caerse nunca, aunque ello no nos libre de acabar apaleados, con hambre o mugrientos del camino duro de la vida.
Pero satisfechos de tener claro que con la justicia y amor como ideario, no hay monstruos que frenen la andadura, ni palabra que a la discreción afrente.
Feliz de leer sus homenajes, la saludo besando la mano, como una dama como usted merece, Z+-----