Loading...

14 febrero 2008

IGLESIA S.A.


Desde el punto de vista de muchas personas podría decirse que una religión es a veces necesaria y considero que creer en algo ayuda a comprender lo que es incomprensible, ilógico. De una manera u otra descargamos nuestras dudas y miedo a algo que totalmente desconocemos, por lo tanto esa misma fusión provoca liberarse muchas veces de la culpa.
Pondría como ejemplo a mi abuela, ella es feliz creyendo en “Dios”, le calma, le ayuda a seguir viviendo, peca, reza y es perdonada, creer que hay algo más después de la muerte le quita pena y lo respeto al fin y al cabo lo más importante en esta vida es conseguir ser honesto y estar bien con uno mismo, eso no ofende a nadie, respetando siempre los puntos de vista diferentes de las demás personas, por supuesto.

Habiendo explicado mi reflexión me voy un poco más lejos y entiendo que la iglesia es una empresa, con sus normas, con su manera de pensar intrínseca, con su manera de denunciar lo que para ellos puede ser injusto, con su forma de explicar y predicar lo que ellos creen, hasta aquí puedo entenderlo pero como bien he dicho antes la “IGLESIA ES UNA EMPRESA”, si somos capaces de entender esto, sabremos elegir si queremos entrar en ella o no, si aceptamos sus normas, o no, ¿y que es lo que hacemos...?, decidimos que hacer, ¿no?. Vale, por lo que si yo no acepto sus normas, no comprendo su forma de ver la vida, no comparto su política de hacer y deshacer...quiere decir que no cumplo con las condiciones que exigen para entrar en su circulo empresarial, por lo tanto señores obispos, curas, beatos, practicantes...etc, hacer lo mismo vosotros, respetar los derechos humanos, respetar las diferentes formas de pensar y culturas, respetar las diferentes formas de sentir y pensar, si conseguís esto estoy segura que el objetivo de la iglesia será mejor entendido por todos, y quien sabe a lo mejor consiguen que la gente crea verdaderamente en lo mismo que ustedes.
Al fin y al cabo, señores obispos, en este mundo que vivimos hoy, solamente hay humanos, tendréis que acostumbraros que la censura se fue con Franco...y que la inquisición con la cual se intentaba quemar todo rastro de inteligencia ya no existe, porque estoy segura que en esa época y siendo yo una mujer, sería a vuestros ojos una bruja.

16 comentarios:

josep dijo...

¡Que grande eres¡
Te sobra la razón.Y tal como lo dices aun más.
El ejemplo de tu abuelita es cierto
Ella necesita creer en Dios,y sus motivos tendrá,y creo que no hay que llevar la contraria a estas personas,y hasta diría yo que de alguna forma hay que tener esta creencia porque el ser humano es débil.Supongo que su negocio siempre ha residido en el miedo y la debilidad.
No dudes ni por un momento que tu hubieses sido una bruja.IMPORTANTE
...pero bruja.
El año pasado fuimos a Burgos,el arte de las catedrales me encanta.
En Aranda de Duero,está Santa María La Real.
A la entrada,en la parte izquierda
hay la parte mas oscura de todo.
Allí verás a tu alrededor,un techo bastante bajo lleno de cabezas de animales horrorosos,menos la cabeza de una mujer muy bonita,y además iluminada.En esta zona nada más podían entrar:musulmanes,personas no bautizadas,etc.Y a medida que "se portaban bien" podían ir avanzando hacia el Altar Mayor,que aquello si que era bonito.
Siempre han estado bien organizados
Hoy en día hay fábricas que aun no tienen su nivel
Hasta luego¡

Aurora dijo...

Hay muchas personas que no podrian soportar su realidad,sino creyeran en Dios., aunque tambien conozco a muchas que creen en Dios, pero ni se acercan a la iglesia.

josep dijo...

Cuando tengas un rato,mira por favor el tema de:
www.formapartedelahistoria.org
Ya se que luego lo "pasarás"
Gracias¡
Está debajo de la señora ministra..(con perdón)
Hasta luego.

Dinora dijo...

Ya no existe la inquisición, el diezmo es voluntario, la iglesia no nos obliga a nada, y podemos hacer oídos sordos a sus sermones, hay quien la necesita y hay quien no. Demos gracias por la libertad de culto y pensamiento.


Saludos, Didi

Jesús dijo...

Lo siento amiga que no te sea posible escuchar los poemas de mis blogs. pero te prometo que si no lo logras arreglar yo te mandaré por mail al correo que tú me digas los poemas que prefieras. A tu disposición .
Ah sobre tu post reflexivo sobre la iglesia es muy cauto y respetuoso, mucho más de los que yo estaría dispuesto a escribir y es por la dureza que me acompaña que faltaría al respeto a personas bienintencionadas y coherentes como tu dulce abuela o mi propia madre que creen de verdad. Pero la falacia de las altas instituciones de la Iglesia es mucha y sobre todo su falta de coherencia con sus propios mandatos.
Un beso amiga y ten en cuenta mi ofrecimiento si no logras arreglar tu problema.

Diana Puig dijo...

Gracias josep, no se si tendré razón o no, lo que si puedo asegurarte que el motivo de mis escritos siempre tienen un por que, yo no me invento nada; Este escrito lo provocó a raíz de escuchar en la "COPE" una cuantas barbaridades, no suelo escuchar esta emisora pero en ese momento me encontraba en una empresa haciendo mi trabajo, y la tenían puesta entonces comencé a escuchar un sermón típico de esta radio, te puedes imaginar lo que mis oídos llegaron a latir, mi corazón se convirtió en una percusión de acelerado que iba, pero bueno aquí he descrito un poco mi opinión, un abrazo y gracias, didi.

Hola tata, efectivamente por eso doy el ejemplo de mi abuela hay gente que les ayuda a vivir y a ser felices, pero no quiero decir eso, no voy por ahí, aquí hablo de tener respeto por las personas que no eligen participar ni compartir su manera de hacer las cosas.

Hola Dinora, que hayan pasado las cosas no significa que no haya que tenerlas en cuenta esta claro que las cosas han mejorado y que la inquisición desapareció y claro que la iglesia no te pone una pistola y te obliga a nada, pero te aseguro que juzgan por ello, ocupan mucho tiempo en criticar hoy todavía, a la gente que no entra ni participa en su metodología de vida, solo tienes que escuchar la radio, leer el periódico, ver el telediario...etc solo he querido decir con todo el escrito que es INJUSTO., un abrazo y gracias por tu comentario.

Javi Ramis dijo...

Hola, siempre he pensado que la Iglesia católica estaba montada como una gra empresa, tan bien organizada que es la única empresa de este mundo que lleva mas de 2000 años vendiendo sus "productos", que para más INRI no te los entregan hasta que te mueres, con lo cual si no te gusta vuelve y reclama. Y con tanto poder que durante mucho tiempo ha gobernado junto a gobiernos de dudosa legalidad.
Pero también tengo que admitir que hay gente que necesita creer en alguna religión, y a esta gente le hace bien, mientras que no obliguen a nadie a creer, en lo que ellos predican, a la fuerza.
Sigue con tus escritos y con tu maravilloso y divertido blog, es una bocanada de aire fresco para aquellos que te seguimos.
Un abrazo.

Diana Puig dijo...

Hola jesús muchas gracias por compartir mis pensamientos con tus comentarios me siento muy apoyada de verdad gracias de corazón, tendré en cuenta tu ofrecimiento si no consigo instalar lo que necesito en el ordenador para escuchar tus poemas, un abrazo amigo, didi.

Hola mi niño, gracias a ti también porque sin tu apoyo muchas cosas no las podría escribir, tú me ayudas a que mi confianza no decaíga y que la ilusión no desapareza de mi mente, parte de mi fuerza es gracias a ti; Igualmente agradezco tu comentario y que estés de acuerdo con mi pequeña denuncia llena de opinión, un besote mi guapo, didi.

Malabei dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Xesca dijo...

Bueno, en aquella época, creo que muchas mujeres como tú y como yo, seríamos quemadas por brujas.

Hay personas que precisan creer en Dios, y desde luego nadie somos nadie para que dejen de hacerlo. En mi caso por ejemplo ni creo ni dejo de creer, lo que sí sé perfectamente es que en quien no creo es en la iglesia, pero justo por lo que tú misma dices, porque no es más que una empresa creada en beneficio propio, que llena sus arcas con el miedo y con los más débiles. Por eso siempre digo que por encima de todo cada uno tiene que sentirse y creer en aquello que lo hace ser y estar mejor, pero que por favor, esos intermediarios ... no gracias.

josep dijo...

Resumiendo...
¿Puede ser que La Iglesia,sea una secta con un exito DIVINO?
Buen fin de semana amigos¡

josep dijo...

Resumiendo...
¿Puede ser que La Iglesia,sea una secta con un exito DIVINO?
Buen fin de semana amigos¡

josep dijo...

Perdón, no se porque se repiten los comentarios
Un abrazo Diana.

Doushura dijo...

For a more complete comments, I would advise you to be more detailed information, for example
here or here

juan antonio dijo...

Hola Diana, ya estoy conectado a internet, y llevo viviendo con mi novia en el piso que nos hemos comprado un mes y siete dias... y aun me quiere ajjajajajajaj

Con referencia al tema que has tratado, la religión, todas las religiones dicen y predican que son la verdadera, así pues, por definición, no pueden entender que existan personas que no creen en nada o que crean en otros dioses, siendo imposible que de verdad, desde el corazón, respeten a los diferentes a ellos; para que esto suceda, tendría que haber un cambio en las personas que mandan dentro de la iglesia; esto pasó durante el congreso llamada Vaticano segundo, pero todo se fue al garete con Juan Pablo II, que regresó al ya masticado: "la iglesia somos todos, y el que no crea no es nada".

Saludos desde sevilla

Keko dijo...

No a las religiones, si a la espiritualidad compartida. De un tiempo a esta parte me hago esta reflexión. Desde niño he sido creyente, religioso, espiritual y según han pasado los años he dudado de la creencia, he aborrecido las religiones y sigo siendo espiritual. La religion limita, se convierte en un conjunto de deberes, de pertenencias, en lugar de un espacio común de encuentro, de transcendencia, de liberación. Hay mucho más de lo visible, de lo sensitivo, y tenemos experiencia de ello, necesitamos símbolos, acuerdos, expresiones colectivas, pero nunca una empresa que nos lo dictamine, y menos que nos lo venda como la única verdad. Un acierto, didi, como tantos tuyos.