Loading...

12 noviembre 2007

Nuestro Mar de Luto

MOSCU - Una tempestad que azotó el mar Negro el domingo hundió un petrolero ruso que vertió al menos 1,300 toneladas de crudo y cuatro cargueros, tres de ellos transportando azufre, lo que hace temer una catástrofe ecológica mientras se ignora la suerte de una parte de los tripulantes.





Nuestro mar de luto...sigue muriendo lentamente todo y entre todos lo estamos haciendo morir al monte desnudo,
sin viento al aire que va perdiendo en la barriga que mama con cuidado ...el sudor del que habla... del que tiene aliento para mimarlo;

El escritor que se moja con el silencio, con su muerte arrodillada en su cama, como un borracho que va perdiendo miles de lágrimas que se adentran dentro para no salir...ahí del ser que no parece que nunca siente, ahí... del mar que lucha solo descubierto siempre al cielo;

Naufragará su sangre que no vierte azul ni tampoco el blanco admirante
de fuertes olas, de radiante y suaviza agua;
Se enturbia la sien que es la que mantiene frío al alma que oscurece al mar,
la mantiene en calma cuando la tientan, la fuerzan a morirse una y otra vez,
y el murmullo, ahí... amor...serena llegas, serena vuelves mirándome triste
por siempre a lado de todos,
por siempre al lado del negror que enturbian tantas veces
tu cuerpo, tus manos, tu sonrisa, porque sé que tu mar, sabes sonreír
cuando vives en la noche, cuando amaneces con la luna viviente de luz;

Por siempre al lado de todos serena llegas... serena vuelves.

3 comentarios:

rob dijo...

Vaya manera de suicidarnos poco a poco, conciente o no pero lo hacemos sin que pongamos remedio alguno y eso que somos de los seres vivientes en este planeta lo unicos que tenemos cerebro pensante....a veces lo dudo.

Diana Puig dijo...

Así es rob, a mi me entristece mucho este tipo de sucesos, me duele pensar que nosotros los humanos somos la destrucción responsable del desastre de nuestra Tierra, un abrazo y muchas gracias.

Aurora dijo...

Pero que esta pasando?? estamos destruyendo el planeta poco a poco y como dice Rob, conscientes o no, lo estamos haciendo. besos