Loading...

12 abril 2007

A MI MAESTRO MARCIAL

Me he sentado junto al maestro para escuchar que me cuenta
huele a humo y su latido se puede escuchar temblar,
eterna añoranza del que mucho perdió,
su expresión desencajada me devuelve la fuerza
que tanto echo de menos,
triunfó en una sola noche entre tanta gente,
probó su fuerza y desperdició con furia las cuerdas nuevas
quedando heridas, con llagas, con dolor,
manchadas con gotas de sangre.

La, la, lara, la, toca otra vez,
quiero ver como vuelves a destrozarte la piel
quiero ver como te quema la pasión,
toca tu miedo, tu amor, tu rabia que yo la oiga,
como solo tú sabes hacer, sin aliento,
escucho encandilada como tu guitarra rompe el cielo,
casi nadie comprende qué corta el aire
pero todos aplauden con gran emoción;

No se ve el color de tus ojos se han cerrado
para que puedas ver tu arte,
triunfó en el escenario del que todos esperan vivir algo
que deje marca,
triunfó con todos sus momentos,
lamentó golpeando, lamentó tocando, contó su lucha,
su tristeza, su angustia, su alegría cerca de su gran amiga,
lamentó cuánto perdió esperando,
lamentó la canción que tanto le costó sacar de aquel corazón
que siempre fue un poco viejo.

La, la, lara, la, empapado, derrotado y todavía...
la luna espera despierta
para que tocara otra vez,
como todas las noches acostumbrada a que llegue
con ella a la madrugada,
con olor a humo y a ron, con sabor amargo,
con llagas en sus dedos
con cicatrices en los ojos del que llora en silencio,
nadie comprende, pero todos gritan de emoción.

Nadie supo aquella noche de que color eran sus ojos,
pero fue capaz de hacer derramar charcos de lágrimas al verle tocar.

Vive viejo, vive muriendo, vive golpeando ,
vive con manías, con miedo, vive como un artista
con respeto no sabiendo nunca nada,
vive siendo maestro de muchos,
morirá su cuerpo pero quedará su alma,
siempre cerca al lado de lo que más ama,
su arte.

1 comentario:

Diana Puig dijo...

Con todo mi cariño a mi maestro de guitarra, Marcial.