Loading...

24 octubre 2007

EL LATIR DEL CUERPO


Saboreando el dulce sueño que habla de mi
cuando me escondo entre las almohadas de mil noches
cuando me doy el gusto de entretener mi entrega con un postre
de sabor canela,
insistiendo volver al lugar donde los almendros florecieron
al mismo tiempo que yo gozaba de no saber
cuanta trampa es la vida,
línea a línea me voy relajando de nuevo
saboreando me voy desnudando como las frescas frutas
creciendo al son de locos besos,
caminando y existiendo en el pinar plantado
de olor a libertad de limones verdes consumidos por el mal tiempo,

Me mima el aire de este otoño caliente,
que retrasa la llegada del frío
que voy echando de menos esconderme en el jersey grande
que adormece el vello de todo mi cuerpo haciéndolo joven,
me escucho el latir en compañia del bajito murmullo que escucho del rozar del mar,
con las pegadas rocas desde hace tanto siglos,
con el templado traje que inflige las normas de todo buen navegante
que ensucia las olas,
que revienta el océano con el estridente ruido de las hélices,

Me adormece el paisaje de antes,
las pisadas de los niños jugando en los miles de granos que adornan la orilla,
me encandilo en el presente dejando de pensar
dejando disfrutar a mis avariciosos ojos,
si interrumpir lo que desean mirar.

2 comentarios:

salva dijo...

me encanta este último parrafo!!
es la ostia, me he quedado pillao jeje.

Aurora dijo...

m ha arribat serenor tata, estic contenta.