Loading...

24 octubre 2006

UN PASEÍLLO

Recorriendo el paseíllo sola
el caminito me iba contando;
...tú siempre, tú seguirás en mi
como la llamita de mi alma
que siempre se mantiene encendida
como la vida que va y viene
y al compás de las horas que pasan
sueño que estas a mi verita;

Tú entrarás como siempre
sin avisar, sin dejar que la fantasía
tenga tiempo de imaginar
nada más especial que tu linda carita,
y al son de un baile que no dejará
parar a la locura volveremos a soñar,
por una horita más,
por una miradita que nos entretenga
un ratito pensando tanto
que queda por hacer;

Si estas cerca de mi,
aunque no te vea, ni te toque
ni despierte ninguna voz
la sensación se me hace hermosa
cuando me digo que te quiero,
lo que nunca te he dicho
lo que nunca he podido decirte,
lo que no te contaré porque no hay tiempo,
con cuidado voy cuidando,
por miedo de que el tiempo envidie
todo lo que tenemos
y la rabia no lo quite,
por si acaso en el último instante
dejarás de acordarte de mi;

y ahora que es tarde tengo que decirte
que caigo como una pluma sin peso
imaginando como me coges
como me abrazas,
como un loco que corre rápido, fuerte
y hacia delante me pide
que necesitas una monte vacío
para amarme, que necesitas espacio
para quererme,
quedando el resto de la gente
muda;

por que el cambio me hizo ciega
esperando que la Giralda envejeciera
y se hiciera fea por no aguantar los celos
tanta belleza que puede existir dentro
del que da y no sabe,

No hay comentarios: